Una geriatria adecuada y su entorno en el hogar, es un tema que no podemos pasar por alto. La calidad de la residencia es un indicador del nivel de vida y su relevancia medra con la edad. Para poder vivir siempre y en toda circunstancia en nuestra casa debemos saber de qué forma hacer nuestro hogar más saludable, más cómodo y más seguro, adaptándolo a nuestras nuevas necesidades. Hacer ciertos cambios te dejará vivir más a gusto, eludir peligros y ser más independiente.

Nuestro hogar más saludable. No hay nada como tener la casa limpia y ordenada.

– Despréndete de las cosas que ya no precisas y que incordian.

– Mantén medidas higiénicas al cocinar, lavándote bien las manos y los aparejos de cocina; y al adecentar, teniendo cuidado de los harapos y gamuzas que usas.

– Cuida de no tener un entorno ni húmedo ni demasiado reseco. ventila la casa en las horas de sobra sol.

– La casa debe tener una buena temperatura. Evita que se escape el calor en invierno observando las ventanas y el fresco en verano bajando las persianas en las horas de sobra calor. Un ambiente agradable te va a hacer tener una buena calidad de vida. Los cuidadores de una geriatria adecuada, deben saber que los cambios de temperatura son importantes en el anciano.

Nuestro hogar más cómodo. Es preciso amoldar la residencia o bien tal vez adquirir algún pequeño aparato desarrollado para hacernos la vida más simple. Los venden en prótesis y cada vez en más tiendas y grandes guardes. Consulta tus necesidades específicas en los servicios sociales o bien en tu hospital. Trucos y ayudas técnicas que podemos poner en práctica:

– Para la ducha diaria se pueden emplear aparatos que nos dan seguridad como agarraderos, asientos para el aseo, grifos fáciles de manejar… Asimismo alfombras o bien productos antideslizantes.

– Si lo precisamos, podemos poner unas barras o bien ascensores para utilizar el inodoro de forma cómoda.

La seguridad en el hogar. Nuestra casa ha de ser un sitio seguro para nosotros y para los que nos rodean, sea cuál sea nuestra edad. En la edad avanzada es todavía más esencial. Un pequeño accidente puede conllevarnos consecuencias graves para la salud.

una geriatria

Los cuidadores de una geriatria adecuada,  deben tener en cuenta estos aspectos de seguridad:

– Intenta que el baño sea seguro para eludir los resbalones.

– Mantén la casa bien alumbrada. Nuestra vista ya no es lo que era y no podemos escatimar en bombillas.

– Evita tropezones sosteniendo los lugares de paso libres de trastos y fijando las alfombras bien al suelo.

– No vaciles en emplear bastón, muletas o bien andador si lo precisas. Te evitará mayores inconvenientes.

– En la cocina hay que trabajar sin prisas y con cautela.

– Solicita ayuda cuando la precises. Ciertas labores precisan más de 2 manos.

– Ten una lista de teléfonos de urgencia a punto para utilizarla en el caso de necesidad.

– Si pasas bastante tiempo a solas, puedes pedir un aparato de teleasistencia. Te va a dar calma.

Conforme nos hacemos mayores, debemos habilitar la casa y anticiparnos a los posibles accidentes. Es conveniente que, los cuidadores de una geriatria adecuada, comprueben la seguridad del hogar del anciano, para su tranquilidad y la de la familia.

Deja una Respuesta