¿QUÉ ES LA ACUPUNTURA?

En la milenaria medicina china siempre se ha concebido la existencia en nuestro cuerpo de una energía denominada Qi  “flujo vital de energía”. La acupuntura es la técnica que hace que nuestras energías, obstruidas por las enfermedades, por dolencias o diferentes lesiones, vuelvan a fluir con normalidad haciéndonos recuperar el equilibrio del bienestar.

La superficial inserción de agujas hace que nuestro cuerpo active su capacidad de autosanarse así mismo, estimulando en el cerebro la estabilidad de nuestras emociones.

La acupuntura estimula la circulación sanguínea, y es uno de los mejores métodos para eliminar muchos de los dolores que aparecen por la edad.

 

acupuntura

EN QUE CONSISTE LA ACUPUNTURA

Muchas personas mayores pueden ser reacias hacia cosas que no conocen. Pero quienes han probado la acupuntura, siempre terminan por reconocer sus enormes beneficios.

La técnica de la acupuntura no es sencilla y siempre debe ser realizada por personal cualificado. Los tratamientos pueden ser distintos para cada persona dado que son individuales, pudiendo variar sobre los puntos a tratar, la cantidad de agujas, o el tiempo de las sesiones.

La duración de los tratamientos puede variar dependiendo del tipo de respuesta del paciente, de la enfermedad a tratar, y del nivel que está presente. Las sesiones suelen durar entre 20 y 30 minutos. Pasado este tiempo se retirarán todas las agujas, aunque según el tratamiento, pueden aplicarse agujas intradérmicas o chinchetas de auriculoterapia que el paciente deberá llevar por más tiempo.

Al contrario de lo que muchos piensan, la acupuntura no utiliza ningún tipo de anestesia y es indolora, aunque al principio pueden sentirse ligeras molestias. En este sentido, todo dependerá de la sensibilidad de cada persona. Puede darse el caso de que la aguja toque una raíz de un pelo o incluso una glándula sudorípara, pero el profesional sabrá corregir la posición de la aguja para que la molestia desaparezca.

No es preciso abandonar los tratamientos que tengamos prescritos, aunque el acupuntor podría recomendar una disminución de ciertas dosis como analgésicos o antiinflamatorios. No hay que olvidar, que el hecho de acudir a un acupuntor, debe ponerse en conocimientos de nuestro médico habitual para que este realice un seguimiento.

Hablamos de una terapia que no produce efectos secundarios. Pero insistimos sobre la importancia de acudir siempre a un profesional, dado que una mala técnica puede provocar daños o lesiones. Es importante saber que el riesgo de contagios es nulo dado que las agujas están esterilizadas y son desechables.

Uno de los dilemas de las personas mayores ante la acupuntura, es saber si cura o simplemente alivia. Pues bien, la acupuntura es curativa, pero su efectividad dependerá del tipo de enfermedad y del grado en cual se encuentre. Siempre que sea posible recuperar el equilibrio y fluidez de nuestro cuerpo, la acupuntura nos curará. En casos de enfermedades crónicas o de pacientes con enfermedades muy avanzadas, la acupuntura será paliativa y podrá aumentar de modo significativo nuestra calidad de vida.

No es necesario creer en la acupuntura para que esta funcione, puesto que no usa el efecto placebo como base de su efectividad. Hay que saber, que esta terapia ha sido probada en animales (los cuales no tienen creencias condicionantes) dando resultados positivos para su salud.

acupuntura

¿PARA QUÉ PUEDE UTILIZARSE?

A continuación, un breve listado sobre lo que la acupuntura puede llegar a hacer favoreciendo la salud de los mayores.

  • Disminuye los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardiacos que pueden derivarse de la hipertensión.
  • Genera un mayor flujo sanguíneo y aumenta la resistencia ósea aliviando los dolores provenientes de la artritis y de la osteoartritis.
  • Actúa contra los dolores lumbares y las hernias de disco.
  • Mejora la circulación y elimina los dolores musculares.
  • Reduce considerablemente muchos tipos de migrañas.
  • Retrasa los efectos secundarios del Alzheimer dado que mejora funciones cognitivas.
  • Hace que disminuyan los niveles de grasa corporal, y por lo tanto, combate la obesidad y el sobrepeso.
  • Ayuda ante las secuelas del Ictus (calambres y espasmos musculares).
  • Es eficaz contra el insomnio.
  • Reduce los efectos adversos de la quimioterapia.
  • Mitiga los efectos de la depresión y la ansiedad.
  • Actúa de forma contundente contra los dolores agudos y las inflamaciones.
  • Es un gran aliado contra los efectos de la fibromialgia.
  • Favorece la recuperación de enfermedades de las vías respiratorias superiores (rinitis aguda, sinusitis aguda, amigdalitis aguda, gripe, etc.).
  • Aumenta la capacidad visual, puesto que actúa de un modo muy beneficioso contra las cataratas, la conjuntivitis aguda, o la retinitis.
  • Es relajante. Mejora el ánimo y el bienestar de un modo muy considerable.

 

Para terminar, es bueno saber que la OMS (Organización Mundial de la Salud) acepta la validez y efectividad de la acupuntura para el tratamiento de muchas patologías. Incluso esta técnica ya ha sido aprobada e incluida en los sistemas de salud públicos de muchos países.

Recuerde que un buen profesional, siempre le pedirá informes clínicos, referencias sobre su patología, nombres y dosificación de los medicamentos que consuma o haya consumido, o incluso una analítica que no tenga más de un año.

 

Deja una Respuesta