Cuidadores familiares se encuentran en el duro trabajo del día a día del enfermo de esclerosis múltiple. La esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune inflamatoria del sistema nervioso central que conduce a la discapacidad neurológica. La causa exacta de la enfermedad subyacente es poco conocida; sin embargo, parece implicar una compleja combinación de susceptibilidad genética y un disparador no genético.

La enfermedad de las mil caras, se ceba con personas jóvenes en un radio de los 20 y 40 años y afecta a mas población femenina que masculina.  Esta enfermedad autoinmune, se cronifíca y va degenerando el cuerpo poco a poco, hasta llegar a estadios de incapacidad total.

El papel de los cuidadores es de vital importancia en sus últimas fases y en las crisis. Pues esta enfermedad se caracteriza por tener brotes, que pueden afectar a todos los sentidos, que se alternan con periodos de recuperación. Entre brote y brote, el cuerpo se va degenerando de manera irreversible.

Otro tipo de enfermo de esclerosis múltiple, está exento de brotes y su degeneración se desarrolla de forma paulatina.

Los cuidadores familiares frente a la esclerosis múltiple

Es importante que los cuidadores familiares se formen adecuadamente, sobre la enfermedad para dar apoyo familiar y al paciente.

Hasta la fecha no existe un tratamiento curativo y los laboratorios y toda la comunidad científica y sanitaria luchan por encontrar una cura y mejoras en los fármacos paliativos.

El mercado de la terapéutica  ha entrado en una fase, con un aumento de las opciones de tratamiento disponibles.

Durante un  periodo de previsión, se espera que los pacientes en seguimiento puedan cambiar a las terapias modificadoras de la enfermedad de forma oral y se llegue a  la disminución de la fortaleza de los tratamientos inyectables establecidos.

También hay varios productos prometedores en esta última días, con una amplia gama de mecanismos que ofrecen ventajas clínicas destinadas a atender las necesidades no satisfechas. Se está  buscando la aprobación para el tratamiento de la EM progresiva, que en la actualidad representa una necesidad no satisfecha.
cuidadores familiares

Los laboratorios investigan sobre las preguntas claves ¿cuáles son las necesidades clínicas y ambientales actuales no satisfechas? ¿Habrá oportunidades en este mercado para los desarrolladores de medicamentos para la esclerosis múltiple en todo el periodo de previsión? ¿Qué impacto tendrán estos nuevos medicamentos en el mercado? ¿Cómo van a afectar el algoritmo de tratamiento para la EM?

El diagnóstico y el tratamiento de la EM es difícil, incluso para los neurólogos más experimentados.  Hay una gran disparidad entre los tratamientos para la EMRR y EM progresiva entre los fármacos disponibles en la actualidad y, a pesar de su diversidad,  la última etapa tardía sigue siendo sesgada hacia EMRR.

Los temas clave que se cubren incluyen la caracterización del mercado, las necesidades no satisfechas, I + D y la evaluación de los ensayos clínicos, el análisis de ensayos clínicos fase avanzada y las implicaciones para el mercado de la terapéutica MS.

Los laboratorios intentan  centrarse en nueve  fármacos para la EM en etapa tardía, tendencias emergentes, así como una visión general de los fármacos de fase anteriores .

Mientras la ciencia avanza en la carrera por ganar la batalla a la esclerosis múltiple, los cuidadores familiares son el gran apoyo para los duros momentos del enfermo.

 

 

 

 

Deja una Respuesta