La geriatría es el punto de mira desde hace tiempo, para un futuro cada vez más cercano, en el que el envejecimiento de la población, creará un nuevo modelo de sociedad. Los cuidadores robots serán los nuevos protagonistas de los cuidados a personas.

¿Cuidas personas? Anúnciate gratis aquí

La esperanza de vida crece y los esfuerzos están concentrados en que no solo podamos vivir más años, si no que además nuestra calidad de vida sea apta para una vida llena de autosuficiencia, buenas condiciones físicas y movilidad.

Los cuidadores de geriatría, cumplen actualmente un papel relevante en las familias y cada vez son más necesarios.

kuidadores geriatria

A la mayoría nos gustaría poder cuidar de nuestros mayores y dedicarles el tiempo que merecen, pero siendo realistas, nuestro día a día se llena de obligaciones laborales y personales, que en muchas ocasiones no podemos eludir. Es en esos momentos cuando aparece la idea de las residencias para ancianos. Los geriatricos, los centros de día para ancianos y la residencia para mayores, entran en nuestro vocabulario. Tenemos que renunciar a la idea de cuidar a los mayores de nuestra familia, por nosotros mismos. Se estima que para el año 2020 los robots cuidadores cojan protagonismo en nuestras vidas.

Los cuidadores profesionales para mayores y para personas dependientes, engloban un grupo muy amplio de perfiles que va, desde la persona con experiencia y mucha vocación por la geriatría, hasta los profesionales del mundo de la sanidad.

Robot cuidador, el nuevo elemento de cuidados a personas

Tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir a nuestros cuidadores, que su experiencia este acorde con las necesidades del anciano o persona dependiente. Que tenga amplios conocimientos de las dolencias (diabetes, hipertensión, cáncer, ulceras por presión, alzhéimer.…) Cada caso tiene su tratamiento y los cuidados paliativos por parte del cuidador o cuidadora, serán mucho más precisos, si ya ha tenido una experiencia con un paciente similar o tiene la formación adecuada (enfermeros, auxiliares de enfermería, socio sanitarios…). La realidad es que los cuidadores tecnológicos son el futuro. Ellos se encargarán de los cuidados de salud, del mantenimiento y cuidado de los equipos tecnológicos que rodean al anciano. El uso del exoesqueleto será un avance que veremos en pocos años.

geriatria

La geriatría y la gerontología avanzan en  tecnología

Lo que a fecha de hoy contemplamos como el mundo de la geriatría, está cambiando a pasos agigantados, con la llegada de la tecnología a este campo. Por ello los cuidadores deben estar formados no solo a nivel sanitario sino también a nivel tecnológico, algo que será imprescindible también para los buenos cuidados, que en muchas ocasiones contará con miembros o accesorios biónicos integrados en el cuerpo humano y el exoesqueleto para ancianos o el exoesqueleto para discapacitados. Ojos biónicos para los problemas oculares. El ojo seco del anciano está mas expuesto al glaucoma y otras enfermedades propias del deterioro del cuerpo. El ojo biónico sustituirá a los tratamientos actuales.

Los apoyos para los mayores, han ido creciendo con la evolución humana. Audífonos, andadores para adultos, silla inodoro para ancianos y un sin fin de propuestas de soporte físico, que ahora se unen a la tecnología.

Hasta ahora hemos ido sumando poco a poco  dispositivos de salud en nuestras casas. Termómetros, tensiómetro digital, fonendoscopio, colchones antiescaras y demas elementos enfocados a la salud del anciano.

Medidores de salud para el anciano en el hogar

Se estima que para el 2025, el 60% de los objetos que rodeen al anciano, estará vinculado a la tecnología. Desde robots programables para el  acompañamiento del anciano, los wearables de salud, localizadores GPS, medidores de salud y consultas medicas online y todo lo que la nueva era del “Internet de las cosas” hará llegar hasta nuestros mayores y hasta nosotros mismos. Dispositivos como el audífono, están evolucionando a pasos agigantados de tecnología. Los gadgets de salud para ancianos son cada vez más numerosos. y las apps de salud invaden el mercado.

Los ancianos son un prometedor sector de consumo y cada vez son más los que deciden comprar en ortopedia online y farmacia online.

Robots para ancianos que acompañan y ofrecen cuidados, es un término que lejos de ser un proyecto de futuro lejano, ya se ha implantado en el país nipón.

Andadores para ancianos, robots asistentes de movilidad

Smiby, es un robot con forma de achuchable toma, que lleva en su interior una programación para reír cuando es cogido en brazos y también alumbrar las mejillas cuando se halla positivo. Si se le deja solo a lo largo de un plazo prolongado, el robot Smiby empieza a plañir y sus ojos se vuelven de color azul, dando la sensación de estar llorando.

Estos robots para ancianos, crean la sensación de dependencia y por tanto son un estimulo conveniente para los mayores que pasan tiempo solos. En el país nipón como en el resto del planeta, la población avejenta y muchos son los ancianos que viven solos y apartados. Al pasar tantas horas sin contacto humano, el cerebro del anciano se expone ya antes al declive y por este motivo se han empezado a crear este género de robots para ancianos que les motivan a cuidar a estos pequeños y crean con esto un estimulo positivo, al unísono que comienzan a implantarse otro género de robots para ancianos, considerablemente más evolucionados para atender a estos como socorrieres cuidadores.

El proyecto de estos robots para ancianos, empezó en el año dos mil ocho en la Universidad Chukyo de Nagoya, al cargo de Masayoshi Kanoh. Poco después la compañía Togo Seisakusyo, dio vida a Smiby que por quinientos euros se transforma en el compañero inseparable de la tercera edad en Japon y que se ha comenzado a extender al resto del planeta.

Robots para el cuidado de ancianos, el futuro de la geriatría y gerontología

El aspecto de Smiby y su tacto afelpado, acompañado de sus funciones que le dejan interaccionar con más de quinientos sonidos y voces que se acomodan a cada situación, ha probado ser una cura idónea para la depresión y la ansiedad que padece la tercera edad, en situaciones prolongadas de soledad. El robot Smiby mide solo cuarenta y cuatro cm y es ligerísimo poco pero de un kg, lo que le hace simple de coger y manejar, al unísono que le da ese aspecto de bebé real.

La estrella de los robots es Nao, que actualmente ocupa un lugar importante para la terapeútica del anciano y también de los niños hospitalizados. Un proyecto que esta teniendo una gran acogida en diferentes países.

geriatria y robots

Un personaje más que se une a los robots para ancianos, como el robot Japonés Paro (con forma de foca), que aun fue reconocido en el libro de record Guiness por sus cualidades terapéuticas o bien el robot Tocco (con forma de oso panda) que aun ayuda en ejercicios de rehabilitación para ancianos.

Indudablemente un campo que está medrando y extendiéndose, puesto que la población avejenta y requiere de cuidados y compañía. Robots para ancianos como Smiby serán entre los regalos idóneos y mas elegidos para los abuelos, en el 2020,  que serán además de esto una herramienta de trabajo indispensable para el cuidado terapéutico de los mayores.

Puede que en un futuro estos robots, puedan sustituir a los clasicos andadores para ancianos. Ofreciendo de esta forma un soporte diferente en la movilidad de los mayores.

Por ello los cuidadores de geriatría, precisan cada vez mas de una especialización en esta profesión que sin duda será una de las de mas crecimiento en los años venideros. El reto de los cuidadores de ancianos estará también en conocer las apps para ancianos y la tecnología enfocada a los mayores.