Taller de teatro para niños, subiendo al escenario desde pequeños. El público infantil, espectador y actor, de obras de teatro se muestra maravillado por esta actividad educativa. Dando sitio a que el teatro para niños, aparte del juego, se transforme en una de las herramientas más potente en los procesos de enseñanza/aprendizaje.

 

En el entorno del escenario logran transmitir sentimientos, rodeados de luces, paisajes imaginarios y vestuario de ensueño. Cada vez se da más relevancia a la actividad del teatro en educación infantil.

taller de teatro

 

El taller de teatro para niños es una las mejores maneras de expresión, diversión y desarrollo. A los niños/as les agrada y lo pasan bien y favorece a la evolución de su psique y le ayuda a conectar con su cuerpo.

Además, el taller de teatro ayuda a los pequeños a mejorar el lenguaje, la compresión y en especial la expresión.

El teatro como ocio infantil

Contenido

Entre las actividades para niños, el teatro es el rey. Amplían su vocabulario; ayudando a mejorar la pronunciación y vocalización. Impulsa a los niños/as más tímidos a ir perdiendo ese temor a relacionarse. El taller de teatro se anima a admitirse a sí mismo, por lo tanto se está favoreciendo a una buena socialización, autoestima y autonomía personal.

Y no solo eso sino asimismo resalta el trabajo en grupo. Les hace sentir que forman una parte de un conjunto de iguales.

Ejercicios para taller de teatro

En estas actividades para niños, la dramatización influye de forma positiva en la expresión anatómico y gestual. Mejora en el entendimiento de su cuerpo, de sus posibilidades de acción y sus restricciones. Y en la inventiva y originalidad de actuación, de expresión plástica y musical.

 

Toda representación teatral da sitio a que los niños/as sean críticos consigo mismos y el resto. A que se sientan libres, a conocer el planeta que les circunda (con cada valor o bien tema que se trata en la representación). Y por ende a conocer las manifestaciones y los valores de la cultura de su sociedad y también interiorizarlos poquito a poco configurando. De esta forma, su ética y personalidad se van forjando.

 

Historia del taller de teatro para niños

 

Han sido durante la historia muchos teóricos los que ha protegido la necesidad de que los pequeños/as participen en manifestaciones teatrales. Entre ellos resaltamos al ilustre Platón. Quien creía que los infantes desde los 3 años hasta llegar a la adolescencia debían unirse a cantos públicos y puesta en escena.

Esquilo asimismo defendió el gran valor de estas actividades para niños que fomentan la expresión infantil.

 

Y es que lo que se pretendía en temporadas pasadas era que niños/as y jóvenes se hiciesen participes de las manifestaciones de su cultura, o sea, del folclore.

 

Los salesianos fueron los encargados de dar relevancia a la educativa que tiene la dramaturgia. En el siglo XIX y principios del XX, aparecieron determinados intentos de ofrecerles el teatro a la niñez, como los conocidos hermanos Grim, Hables L. Dogson, Hables y Dickens entre otros muchos.

 

Mas fueron Jacinto Benavente y Eduardo Marquina quienes introdujeron un auténtico teatro para pequeños. En España el veinte de diciembre de mil novecientos nueve. Y hasta en nuestros días escritores y enseñantes reconocen los beneficios del taller de teatro no solo para adolescentes y adultos, sino más bien asimismo para la niñez por los motivos educativos mencionados.

Obras de teatro para niños en el taller de teatro

 

El trabajo del maestro- animador en el taller de teatro para niños, ha de ser efectuado con cariño. Amplitud de miras y objetivos; ilusión, predisposición, buena voluntad y profesionalidad. Resulta obvio que todo esto se alcanza tras una debida capacitación y con la experiencia. La primera misión del maestro-animador es la de crear una entorno conveniente para trabajar con los chicos/as.

 

Después va a deber motivar a los pequeños y pequeñas a trabajar en equipo. Trasmitirle su gusto por el teatro y la representación. Mas no solo debe trasmitirles información sino más bien asimismo abrir la barrera existente en la relación-alumno/a a fin de que se pueda compartir creencias y también ideas; lo que desea decir que hay que percibir las sugerencias de los pupilos y satisfacer día tras día sus faltas, gustos y también intereses.

 

El papel del maestro-animador, va a deber educar a actuar, a colaborar entre ellos; a desarrollar su libertad de expresión y su inventiva y originalidad; a ser críticos consigo y con el resto y a respetar cada papel de la obra de teatro para niños y a cada compañero. El enseñante además de esto debe saber advertir cualquier inconveniente o bien fallo que pueden surgir día tras día, entre los chicos/as: marginación, intimidación, poquedad, frustración, aburrimiento.

Obras de teatro cortas para niños

 

El maestro- animado intentará lograr la implicación y la pasión por el taller de teatro. Una función fundamental asimismo del enseñante es la de compartir información, creencias, ideas, criticas con el resto de profesionales del centro, a fin de que florezcan inquietudes.

 

La innovación; la creatividad; nuevas creencias, ideas, cambios, investigaciones, y esperanzas y que como es natural enriquecer la relación entre el equipo de profesionales.

 

Si el maestro-animador procura abarcar todos estos puntos esenciales logrará ser un profesional y además de esto confrontar un conjunto de pequeños/as que comparte una ilusión, una capacitación, educación y una amistad de conjunto.

 

Reparto de papeles en el taller de teatro

 

El reparto de los personajes con pequeños, por la parte del enseñante, puede continuar diferentes criterios de selección: partiendo del aspecto físico del niño/a con relación a los personajes y no solamente lo físico sino más bien asimismo lo psíquico lo quiere decir que debe tener en cuenta asimismo la similitud de personalidad.

 

Una de las maneras más justas es de que cada niño/a haga una pequeña representación del personaje que le agradaría representar y el profesor/a considerará quien se aproxima más al personaje.

 

Esta selección la pueden efectuar hasta los propios niños/as quienes votasen quien ha representado mejor cierto papel o bien rol. Si bien lo negativo, es que se ponen en juego mucho la afección sensible a determinados compañeros/as y menos a cara otros.

 

El enseñante le va a dar mucha relevancia a todos los personajes a fin de que los críos no estimen que su papel sea peor que otros.

 

Otra alternativa en el taller de teatro para niños, puede ser la elección al azar que es positivas para ciertos y negativas. Dar la ocasión a todos/as de ser un personaje o bien otro y de desarrollar las posibilidades de aquellos más reservados o tímidos.

 

Encontrar el equilibrio en el taller de teatro, es tarea difícil para el enseñante quien ponen en juego muchas posibilidades. Es por esta razón que en ocasiones ha de ser el propio enseñante el que reparta los papeles puesto que él/ella conoce con perfección cada uno de ellos de sus alumnos. Una pretensión de forma especial, como por ejemplo fortalecer alguna área de desarrollo de ciertos niños/as.

 

Los ensayos en el taller de teatro

 

En los ensayos se deja que los niños/as aprendan su papel o bien personaje y conozca el del resto, como saber en qué momento y de qué forma debe actuar. Todos juntos van a mejorar. La pretensión sociable debe ser exactamente la misma para que permita la memorización y expresión y además de esto si lo aprende comprendiéndolo va a ayudar a que en un instante de nervios puedan improvisar o bien rememorar el guion más sencillamente.

 

Por lo dicho previamente resulta obvio que hay 2 géneros de ensayos: – Aquellos donde el “director” en el taller de teatro es poco permisista y desea que los actores conozcan al pie de la letra el guion y no solo eso sino marca cada una de la expresiones, movimientos y palabras. Y aquellos en el que el “director” da libertad a los actores y a la improvisación. Este género de ensayo deja que los pequeños/as cultiven su inventiva y motivación.

Ensayar y memorizar

Es bastante relevante si tratamos los ensayos como algo lúdico, ameno y entretenido para eludir que los niños/as lo consideren como algo que fuerza al estudio y hastiado, provocando de este modo que rechacen el teatro. Los ensayos generales son asimismo parte esencial de una representación teatral, por el hecho de que es ahí donde se rematan detalles y se deja todo listo para la escenificación. Estos detalles de los que charlamos son la escenografía, la luz, el sonido, como el vestuario y decorado.

 

Es esencial que no solamente se haga un ensayo general sino más bien múltiples y que sean con todo ya puesto tal y como si fuera exactamente el mismo día de la representación, con esto se quiere decir que se utilice la luz, música, vestuario, decorado y como es lógico que se realice en el sitio donde se representase la obra de teatro.

Sitio donde se efectúan los ensayos del taller de teatro

 

El sitio es un factor que si bien parezca que no, es fundamental y conforme sus peculiaridades ofrecen unas posibilidades o bien otras. Este ha de ser un espacio, con escasos elementos de distracción, con lo que la clase no es muy aconsejable.

 

La iluminación ha de ser neutra ni mucha obscuridad ni por contra demasiada luz que deslumbre a los pequeños y dificulte los ensayos.

 

El sitio debe ser agradable a fin de que los niños/as se sientan seguros, un sitio donde puedan trabajar apacibles sin interrupciones ni otros compañeros que lo cinco observen y puedan hacerles sentirse inseguros, abochornados. A estas edades las miradas y posibles mofas de otro compañeros/as mayores puede dar sitio a que los pequeños broten el temor a la actuación públicamente.

 

 

Este va a ser el espacio usado para los ensayos mas es recomendable que los ensayos generales se realicen en el sitio en el que se marcha a efectuar la representación y con tiempo preciso para corregir y determinar todos y cada uno de los detalles. Además de esto este puede ser un sitio donde se efectúen no solamente los ensayos sino más bien asimismo ciertas técnicas, esto es ejercicios precisos para desarrollar alguna competencia esencial y para una mejora de la representación, como las relajaciones esenciales ya antes y tras cualquier sesión o bien ensayo (ideas a las que les dedicaremos un apartado).

 

Tiempo de los ensayos en el taller de teatro para niños

 

El tiempo empleado en los ensayos, no ha de ser excesivo en tanto que puede llegar a aburrir. Se recomienda de que no sea más de una hora y media o bien 2 diaria y que además de esto se son convenientes los ensayos con las técnicas. Es esencial que se dé tiempo a la relajación y para recoger y ordenar el sitio donde se ha trabajado.

 

Los materiales empleados en el taller de teatro para niños, van a ser aquellos que dejen ser utilizado por los pequeños de manera segura. Que además favorezca a su desarrollo y libertad. Estos van a depender del papel de cada actor.

 

Hay una serie de técnicas en el taller de teatro, que deben utilizar los enseñantes para la capacitación del actor. Estas técnicas como todas y cada una tienen unos objetivos y por consiguiente deben cumplir unas características particulares en función a la edad que va dirigida; en un caso así sería la etapa infantil (sobre todo de los cuatro a los seis años) estas son: Sostener unas reglas adecuadas; que no sean actividades variadas sino más bien concentradas en un mismo tema; eludir el cansancio físico y fomentar una auténtica eclosión del movimiento.

Técnicas en el taller de teatro

 

El tiempo de cada actividad va a ser el conveniente a fin de que los niños/as puedan efectuarla sin prisas mas no alargándolo demasiado puesto que como sabemos los niños/as de estas edades se fatigan y se aburren prontísimo de las actividades monótonas y durables. Lo normal es utilizar la hora de clase o bien unos veinte minutos y el resto dedicarlo al ensayo.

 

Mas normalmente la organización es labor del enseñante que tendrá presente el espacio temporal del que cuente y la manera en que desee articular la clase. Los materiales utilizados en las sesiones han de ser convenientes a fin de que los pequeños puedan manipularlos con libertad, que se adapte a sus necesidades y intereses y siempre y en toda circunstancia distanciándolos de un los posibles riesgos.

 

taller de teatro

Materiales en el taller de teatro

 

Estos materiales les van a ayudar a efectuar la actividad y les dejará ser explorados por los pequeños/as. Aclarar que todas y cada una de las actividades aconseja un periodo de edad para su realización mas hay que tener en consideración que va a haber que hacer unas adaptaciones a cada ejercicio conforme a la edad específica a la que se dirija y las peculiaridades de los niños/as. Las técnicas de las que charlamos son: cinco.1

 

Expresión Anatómico: Pretende desarrollar la psicomotricidad de los pequeños y la posibles forma de expresar y comunicar a el resto con cada una de las unas partes de su cuerpo. Y de esta forma favorece a la expresión de los sentimientos. Ahora vamos a mostrar 2 ejercicios de este tipo: Conozco mi cuerpo y tu cuerpo Objetivo: Que el niño/a conozca y reconozca su cuerpo y el de sus iguales.

Iniciación al teatro

 

Edad: Entre los tres-seis años. Espacio: Cualquier sitio distanciado de riesgos y si puede ser al aire libre. Material: Música alegre y motivadora y un globo. Tiempo: Más o menos diez minuto o bien una cuarta parte de hora. Desarrollo: La actividad, se realizase en parejas, consiste en reconocer las unas partes del cuerpo de uno mismo y del compañero que el profesor/a indique.

 

Para esto los niños/as usaran un globo con el que tocaran dicha parte (suyo o bien de sus iguales). Ejemplo: “Me toco la rodilla…” o bien “Le toco a mi compañero la oreja…” ¡Muévete al son! Objetivo: Que los pequeños se mentalicen de lo esencial que tiene cada una de las unas partes de su cuerpo y qué no podrían hacer sin ellas. Edad: Entre los cuatro-seis años.

Obras de  teatro para niños

 

Espacio: De ser posible al aire libre o bien una sala bastante espaciosa (un gimnasio) que deje a los pequeños moverse con amplitud. Material: 2 canciones de diferente ritmo: una más veloz y otro más pausado Tiempo: Más o menos unos diez minutemos aproximadamente, o sea 2 canciones. Desarrollo: Esta actividad consiste en que toda la clase junta van a ir desplazándose por todo el espacio de forma libre y espontanea, el profesor/a ira limitando los movimientos de los niños/as, por ejemplo: “sin desplazar los brazos”, “sin desplazar la cabeza y estos dejasen de desplazar estas partes tal y como si ya no les funcionara.

 

Vuelta a la calma ¡Cuánto me agrada mi cuerpo! Objetivo: Que los niños/as tranquilamente piense es lo perfecto y fantástico que es su cuerpo y en la fortuna que tienen de tener todas y cada una esas partes. Edad: Entre los tres-seis años. Espacio: En una sala sigilosa y apacible. Material: Música relajante. siete Tiempo: Unos diez minutos más o menos.

 

Desarrollo: Todos y cada uno de los niños/as van a estar tumbados en el suelo y escuchando lo que el profesor/a le ira diciendo: “Primero pensad poquito a poco en todos y cada parte del cuerpo comenzando por los dedos de los pies hasta la cabeza…Lo esencial que son cada uno de ellos de ellos, los pies y piernas para caminar, el leño para sostener la cabeza, los brazos para nadar, las manos para coger las cosas, redactar, saludar, la cabeza para meditar, los ojos para mirar, etcétera Pensad en todo cuanto podemos hacer con cada una parte del cuerpo y que no podríamos hacer sin ellos : si nos faltasen los ojos no podríamos ver a la familia y los amigos, sin las manitas no podríamos coger un rotulador o bien acariciar un perro, sin las piernas no podríamos correr ni saltar…”

Mímica en el taller de teatro

 

Mímica Asimismo llamada expresión gesticular. Es aquella que permite reproducir una situación con ademanes faciales y anatómicos dando vida al personaje y a lo que se quiere trasmitir. ¿Qué sientes? Objetivo: Que los niños/as sepan discriminar las distintas expresiones de la cara y relacionarlo con los sentimientos de las personas.

 

Edad: Entre los cuatro-seis años. Espacio: Una sala que deje verse a todos frente a frente. Material: Ninguno. Tiempo: Aproximadamente unos cinco minutos. Desarrollo: 2 compañeros se ubicarán uno enfrente del otro; uno pone un tipo de cara, expresando un sentimiento (el maestro puede dar ideas de expresiones que se pueden hacer) y el compañero debe adivinarlo. Después se cambia de rol de forma que los 2 expresen sentimientos y los 2 adivinen.

¡Qué entretenidas son las señales!

Objetivo: Que los niños/as conozcan los diferentes ademanes o bien señales que hacemos con el cuerpo y su significado. Edad: La edad aconsejad es entre los cinco-seis años. Espacio: Una sala alumbrada y apacible. Material: Música de entorno. Tiempo: Unos 5 minutos más o menos. Desarrollo: Los niños/as se ponen por parejas, y cada uno de ellos va a hacer un ademán con la cara o bien la mano y el compañero lo debe adivinar.

 

La mímica en el escenario

 

Por ejemplo: Aplaudir; hacer el ademán de “ok” con el dedo gordito de la mano…” Vuelta a la calma ocho La expresión me identifica Objetivo: Que los pequeños se conciencie de la relevancia que tiene sus expresiones para poder comunicarse. Edad: Entre los cuatro-seis años. Espacio: Una sala o bien clase sigilosa y relajante distanciada del estruendo. Materiales: Música relajante.

 

Tiempo: Unos diez minutos más o menos Desarrollo: Todos y cada uno de los niños/as van a estar tumbados en el suelo boca arriba relajados, con los ojos cerrados y escuchando atentamente lo que les afirma el profesor/a.”Pensad que fueseis mudos y la expresión de la cara fuera lo que muestra a el resto vuestros sentimientos. Y un día os levantáis y no podéis expresar tampoco con la cara ni las manos con ninguna una parte del cuerpo no nos podríamos comunicar con absolutamente nadie y estos no sabrían que sentimos, ni que deseamos, ni que nos ocurre ;a que sería un horror, de ahí que la expresión es tan importante…”

Expresión  oral en el taller de teatro

 

Expresión Oral Tiene la meta de que el actor y actriz sepa comunicar algo (idea, sentimiento, pensamiento…) a través de la palabra y otros aspectos lingüísticos como la entonación, pronunciación y vocalización. Y esto implica que se conozca el significado de cada una de las palabras y expresiones y su pretensión o bien intenciones; con lo que hay que entender el contexto globalmente. ¡Imítame! Objetivo: Reconocimiento de la voz del compañero/a y el intento de imitarlo.

 

Observando que voces son graves o bien agudas y más fuertes o bien enclenques. Edad: La edad recomendada es entre los cuatro-seis años. Espacio: Sería recomendable que fuera el patio o bien el gimnasio el sitio donde se realice esta actividad, por el estruendo que implica el juego. Material: Ninguno. Tiempo: Más o menos unos 7 o bien 8 minutos.

Clases de interpretación, el taller de teatro

 

Desarrollo: Por parejas los niños/as deben oír a lo largo de unos minutos la voz del compañero/a y también procurarla imitar y después se hace al contrario; para esto el maestro le explicase qué se debe atender a si la voz es más grave o bien más aguda y pero fuerte o bien más enclenque (explicado de antemano estos conceptos) Mi voz tiene ritmo Objetivo: Que los niños/as se familiaricen con en el ritmo, a expresarse junto con los ademanes y a memorizar.

Memorizando las obras de teatro

 

Edad: La edad aconsejad es de tres-seis años. Espacio: En la clase se puede efectuar a la perfección. Material: La poesía, canción, adivinanza… Tiempo: Una hora más o menos. Desarrollo: El enseñante les planteará aprender una canción, poesía o bien adivinanza poquito a poco y después recitarlas todo juntos y de uno en uno a los demás compañeros/as y al profesor/a Vuelta a la calma Podemos charlar pues podemos respirar Objetivo: Que los pequeños intente meditar sobre su respiración y el ritmo de esta. Edad: Entre los cuatro-seis años. Espacio: Un sitio sosegado y sigiloso. Material: Una música relajante. Tiempo: Unos diez minutos más o menos.

 

Desarrollo: Todos y cada uno de los niños/as tumbados boca arriba, con los ojos cerrados. Una mano en el pecho del compañero/a y en silencio empezarán a observar el movimiento de la mano en la respiración (sube con la inspiración y baja con la expiración). El profesor/a les solicitará que piense lo esencial que es su respiración.  Gracias a ella no solamente nos sostenemos vivos sino nos deja charlar y hacer todos y cada uno de los sonidos que deseemos. Que sino más bien respirásemos no podríamos charlar, ni comunicarnos con el resto, ni vivir.

 

La importancia de la relajación en el taller de teatro

 

Relajación Es una técnica esencial en cada sesión y ensayos puesto que deja que los pequeños estén más concentrados y receptivos, que sepan supervisar sus nervios o bien temores y los superen; es por este motivo que debe hacerse ya antes de iniciar la sesión y después al acabar. Esta relajación implica asimismo supervisar y sentir la respiración y los movimientos.

 

Los ejercicios de relajación aparecen en todos y cada uno de ellos de los apartados precedentes. Puesto que tras cada una de las sesiones se debe hacer una actividad de relajación que deba ver con los ejercicios previamente efectuados. Si bien asimismo se puede hacer una sesión completa de relajación. El día de la actuación es esencial hacer la relajación ya antes de actuar y después (más adelante se presentarán ciertos ejemplos).

 

Componentes de la representación teatral para niños

 

El escenario incluye tanto la iluminación, como el decorado y la música que pueden ser escogidas por el enseñante, por los niños/as o bien por los dos. a) La iluminación diez. El tema de la iluminación es una factor que atañe pero al enseñante que a los niños/as en tanto que no comprende mucho de eso. Mas su opinión asimismo es esencial.

 

La iluminación es una cosa que da vida a la obra. En tanto que dependiendo del género de luz hace que la escena sea considerablemente más real y que los pequeños actores y el público se introduzcan más en la historia y la vivan con más verosimilitud y emoción. La colocación de las luces es una cosa que deben llevar acabo aquellas personas que tenga el conocimiento adecuado; eludiendo de esta forma que haya un mal funcionamiento en el día de la actuación o bien que se pueda deteriorar algún elemento.

Las niñeras, los niños y el teatro

 

Para eludir cualquier imprevisible es esencial que se hagan pruebas. Ya antes de la actuación y que además de esto en los ensayos que sean posible se use las luces para que los niños/as conozca que géneros de luces van aparecer.  Que les asista a meterse en el papel y a vivir más la obra.  La decoración. La decoración es uno de los elementos que más les agrada a los niños/as y sobre todo si deben hacerlos mismo.

 

Gozan mucho y los pasan excelente, por este motivo es recomendable que la mayor parte de los materiales ornamentales del escenario sean simples de hacer. Con materiales manejables para los pequeños y que puedan efectuarlos ellos con toda libera y inventiva. Apoyando y inspeccionando siempre y en toda circunstancia el enseñante. La decoración pueda estar basada en fondos, elementos por el escenario como: arboles, muñecos, edificios… Todo lo que esté relacionado con la obra y cada escena.

Taller de teatro en Madrid

La capital de España es buena cuna del teatro. El abanico de actividades para niños en Madrid es muy amplio. Podemos encontrar a disposición de las familias y niñeras en Madrid muchas opciones para acercar a los niños al teatro durante todo el año. Cartelera teatro Alicante, en la costa alicantina, el teatro es tenido en gran consideración. Los teatros de Alicante son también referentes en las artes escénicas.

 

Con los pequeños de edad infantil es recomendable emplear solo un decorado o bien como mucho 2 en tanto que el cambio les pone inquietos y hace que la obra tarde un pocos.

 

La música de la misma manera que la iluminación y la decoración da realidad a la representación teatral. La armonía que se ponga da ideas al público de lo que está pasando o bien lo que pasará en una escena, o sea, si hay o bien va haber misterio, desgracia, fantasía… Algo asimismo muy singular es incluir canciones cantadas por los pequeños en la actuación. Algo que al público y a los propios actores, les chiflan y gozan mucho.

 

Favorece a que desaparezcan los nervios y el temor puesto que se sienten considerablemente más a gustos y se olviden de los temores. La música por ende se pone por 2 motivos, especialmente:

La música en le escenario

• De fondo dando belleza al teatro y a las escenas.

• Las que son esenciales para marcar ciertas acciones básicas. Para provocar en el publico algún sentimiento como sorpresa, risa, miedo…Aunque parezca que no, estos pequeños sonidos adornan mucho la obra y la hace relucir pero. Y además de esto sostienen la atención del público.

 

Vestuario y maquillaje El maquillaje y el vestuario indudablemente sé lo que más les maravilla a los niños/as. No hay cosa que le fascine más a los pequeños que disfrazarse y pintarse, por esta razón es substancial que todos y cada uno de los críos tenga un disfraz aproximadamente elaborado, aparte de colores vivos, de ser posible y va acorde con el tema de la obra.

Escuela de teatro para niños

 

Es algo bastante educativo que ellos/ellas creen sus disfraces con ayuda del enseñante o bien la familia. De esta manera lo van a hacer a sus gustos y los motivará a ser creativos y originales. En él en caso de ser pequeñísimo como tres o bien cuatro ellos/ellas pueden hacer ornamentos para sus trajes que van a ser confeccionados o bien comprado por adultos.

 

Del mismo modo que la música, decoración y también iluminación es esencial que los niños/as ensayen las veces que resulte posible. Con los disfraces y complementos como lentes, pelucas, máscaras a fin de que se habitúen a ellos/as. Y en lo que se refiere al maquillaje asimismo estaría bien que cualquier día ensayasen con esta pintura de cara. Para eludir altercados como molestia en la piel o bien picores… Ya antes de la representación los niños/as deben disfrazarse de manera rápida o bien venir disfrazados de sus casas para tener tiempo de maquillarse y de hacer la relajación. La relajación, ya antes y tras actuar.

Somos actores y actrices en el taller de teatro

Objetivo: Mentalizar al niño/a de que son verdaderos actores.

 

Edad: La edad recomendada es de entre los tres-seis años. Espacio: En exactamente el mismo sitio donde se efectúen los ensayos o bien sala anexa. Materiales: Música de fondo relajante. Tiempo: Unos diez minutos o bien 15. Desarrollo: Sentados en círculos se van a coger de las manos y escuchasen atentamente a la voz del enseñante quien les va a hacer imaginarse la situación de la actuación.

 

“Estamos en el escenario con un montón de progenitores y madres, amigos/as, profesores/as, abuelos/as, tíos/as, vecinos/as…

 

Objetivos del teatro para niños

 

Objetivo: Notar que le publico les quiere. Que tras actuar sepan que lo han hecho tan bien y ha agradado tanto que el público desea verlos actuar nuevamente. Edad: La edad de entre los tres-seis años.

 

Espacio: Una sala al lado del sitio de representación o bien en exactamente el mismo sitio. Materiales: Ninguno. Tiempo: Unos 5 o bien diez minutos. Desarrollo: Todos se van a coger de los hombros como una piña y alabaran su actuación, lo que le ha agradado al público, lo bien que lo han hecho y lo excelente que lo han pasado.

El instante de actuar

Instante de la actuación: Lo más esencial es que se lo pasen bien, gocen se sientan cómodos; satisfechos de lo que han hecho. Que estén felices y hagan felices a su público.

 

Si la obra es una comedia los niños/as van a estar atentísimos a las risas de los espectadores. Si es una desgracia o bien misterio, observarán que el público este en silencio y pendiente.

El teatro infantil y su importancia

 

La enorme recompensa a sus sacrificios y trabajo son los aplausos de sus amigos, familiares, vecinos, entre otros muchos, que están en el público. Tras la representación. Al concluir la actuación todos van a estar contentísimos mas asimismo cansados, es el momento de relajarse.

 

Tras la relajación todos juntos, de ser posible, en ese instante, charlarán de de qué forma han visto la representación. Si lo han pasado bien, que es lo que más ha agradado. Dar opinión sobre el resultado final de tanto esmero, loar el trabajo que han hecho. Es un momento importante en el taller de teatro.

El teatro para bebés, espectadores de edad temprana

 

Otros recursos teatrales son los títeres, que sin duda les chiflan a los niños. Las representaciones como emplearlos cuando actúan; aun es un juguete muy utilizado en el juego simbólico.

 

Se habla de la relevancia de la marioneta para facilitar la expresión de los niños. Sobre todos de los mas tímidos, que tiene temor al público. Con el títere el pequeño/a expresa sus sentimiento y su realidad. Es otra forma, igualmente educativa y positiva, que la representación teatral en persona. Y el beneficio es que no precisa mucho costo puesto que todo se puede hacer con materiales económicos.

 

Los títeres en el teatro para niños

Para la actuación con títeres es preciso un teatrillo que puede realizarse con materiales económicos, como un panel y una cortina.

 

Carlos Angoloh (mil novecientos noventa) describió los próximos:

Modelos de títeres

Títeres planos: Se fabrican con cartón y cartulina o bien folios de colores y se cogen con un palito de madera o bien pajas de plástico para tomar.

 

Títeres de dedo: Este títere se hace con un guante a los que se le pone unos ojos y la boca. Así sean pegados o bien pintados. Unos materiales que asimismo se puede utilizar para esta clase de muñeco son la plastilina o bien bolas de poliexpán. O bien asimismo se pueden emplear los dedos de los guantes de forma individual o bien adquirirlos.

 

Títeres de manopla: Se puede hacer con calcetines, mangas y cajas de quesitos mas así. Va a hacer falta alguna ayuda.

Cabezones: Se cogen unas cajas, se les hace unos orificios, se forran de papel y se puede pintar con pintura de dedos.

Asimismo una forma simple es de efectuar con goma espuma.

 

Títeres de guantes: Se pueden elaborar con plastilina, bolas de papel, de corcho, de poliexpan; trajes de papel o bien vestidos de muñeca. El baúl de títeres es preciso en toda clase. Igual que el baúl de disfraces por el hecho de que es una forma lúdica de aprender y entretener a los niños/as.

En este baúl se guardasen los títeres que ellos/ellas hayan hecho, los efectuados por el enseñante o bien comprados.

Los tipos de títeres según la ocasión

 

Los chicos/as van a tener la libera de jugar con ellos, en hora de juego claro está. Como con otros muchos juguetes educativos que tengan en la clase.  Las mascaras son un fantástico material motivador. Provoca la realización de acciones en los niños/as insospechables. Puesto que para ellos/ellas es tal y como si cambiaran de persona o bien fuesen alguien nuevo. Que les agrada y además de esto piensan que absolutamente nadie les reconoce.

Máscaras en el taller de teatro

 

Su realización asimismo es realmente agradable para los pequeños/as y como todo material teatral que creen ellos/as con sus manos. Desarrolla su inventiva y originalidad.

Los materiales posibles para crear mascases amenas en la escuela infantil son:

papel prosigo, papel de periódico, papel pinocho, cartulinas, cartón, bolsas. Vendas de escayola seca, pasta de papel, lona metálica, pinturas, lonas, gasas, plumas…

Y con estos materiales se pueden crear múltiples géneros de mascases como por ejemplo:

 

Medias mascaras: Son asequibles y muy simples de efectuar, deja libre la boca y dejan charlar cómodamente y claridad.

Tipos de máscaras

 

Máscaras completas: Asimismo es baratito de elaborar. Estas cubren la cara entera y son muy utilizadas en mimo. – Máscaras plegadas: Sencillísimo de fabricar siendo su costo nulo.

 

Máscaras de bolsa: Viable de hacer.

Máscaras venecianas: Son más difíciles de edificar y la varilla que se le pone deja al niño/a ponérsela y quitársela cuando desee.

 

Poner un papel progresivo o bien pantalla de proyecciones de diapositivas de una altura de dos con cinco metros muy tirante sin arrugas. A fin de que no se vean irregulares y enfrente, justo en el centro, un foco luminoso;

Que se ubicará a unos tres, cincuenta metros de la pantalla.

El papel más abajo a fin de que las figuras resulten más alto de lo natural.

Si no se tiene ese foco se puede emplear un proyector de cine o bien de diapositivas.

 

La iluminación en el escenario

 

Ciertas actividades que los niños/as pueden hacer para practicar las sombras anatómicos. Son por ejemplo:

– Uno a uno van a ir saliendo tras la pantalla y el resto compañeros van a deber identificarlos.

– Individualmente los niños/as asimismo van a poder hacer parodias de múltiples acciones: clavar un clavo, partir madera…

– Y por parejas pueden efectuar acciones semejantes como: una peluquera y su cliente del servicio, una escena de amor… siete.

 

Como conclusión el taller de teatro es una materia que beneficia a la enseñanza. Los fines educativos que tienen, obviamente, son muchos. Es por ese motivo, que los enseñantes y cuidadores,  debemos hacer teatro con nuestros niños.  Intentando de este modo la evolución de sus habilidades y puntos fuertes.

La luz en el teatro

 

Es por todo ello comentado a lo largo del artículo que los cuidadores de niños y profesionales de la educación debemos procurar transmitir el gusto por el teatro. No solo por efectuarlo sino más bien por verlo y que esta admiración por la dramatización dure toda la vida. La educación que transmite el teatro no es solo a la niñez y la juventud sino más bien asimismo en la edad adulta y en la vetustez. Con el teatro siempre y en todo momento se aprende algo nuevo.

Taller de teatro para jóvenes

En el taller de teatro para jóvenes y adolescentes se beneficia de los mismas cualidades. Además los adolescentes pueden verse muy arropados con esta actividad.

Así mismo en el taller de teatro para jóvenes, estos pueden canalizar sus sentimientos a través de los personajes. La preadolescencia y la adolescencia es un tránsito a veces complicado para los jóvenes. Pueden encontrar en el taller de teatro, las herramientas de ayuda necesarias.

 

El taller de teatro para adultos

 

En los talleres de teatro dejamos libre a nuestro niño interior. Nos ayuda a vivir otros mundos con los personajes. Es una estupenda vía de escape del estrés del día a día. Además, los padres y cuidadores que asisten al taller de teatro para adultos, pueden transmitir la experiencia vivida y aprendida. Ofrecer a sus niños unas clases de teatro en casa. Con la familia y amigos, podemos animar a nuestros pequeños a representar obras de teatro para niños. Una de las actividades para niños que podemos realizar en casa y también al aire libre.

 

Los adultos y los ancianos y el taller de teatro

El taller de teatro para mayores, les ayuda a ocupar un tiempo de ocio. Entre las actividades para ancianos más beneficiosas, encontramos el taller de teatro para mayores. Es importante que el anciano realice actividades que refuercen su autonomía. Que les ayude a mantener activa su cerebro y su memoria. Al retener y aprender los textos de los guiones de obras de teatro, se está trabajando sobre este área. La expresión corporal ayuda a reconectar con sus cuerpos. Y sin duda los progresos y los aplausos mejoran su autoestima.

 

El taller de teatro para mayores

 

En el taller de teatro para mayores, la improvisación es una de los recursos importantes. Favorece la marcha del taller y hay que tenerla presente a diario.

 

De esta forma vemos la relevancia de el taller de teatro para niños, el taller de teatro para jóvenes y el taller de teatro para adultos y mayores. Las obras de teatro pueden adaptarse a cada edad, según la temática, pero no necesariamente.

 

Aunque es recomendable que en el taller de teatro, la duración de las obras de teatro para niños sea más corta.

Deja una Respuesta