El método canguro en casa, es tan importante como en el hospital para los bebes prematuros. La prematuridad es un término utilizado para describir en el momento en que un bebé nace ya antes de tiempo. Un bebé se considera prematuro si nace ya antes de llenar las treinta y siete semanas de gestación.
Alrededor del setenta por ciento de los bebés nacen entre treinta y cuatro y treinta y seis semanas, y se conocen como nacimientos prematuros tardíos. Los bebés que nacen entre las treinta y dos y treinta y cuatro semanas se les conocen como moderadamente prematuros y son trece por ciento de los bebés prematuros. diez por ciento nacen entre veintiocho y treinta y dos semanas, y un seis por ciento con menos de veintiocho semanas. Estos son conocidos como los bebés muy prematuros. Ellos son pequeñísimos y en ocasiones no están listos para subsistir fuera del útero. Con el método canguro en casa y el hospital, se estimula la piel del pequeño y todo su organismo.

Pese a que todos y cada uno de los bebés prematuros están bajo riesgo de inconvenientes de salud, los nacidos ya antes de treinta y dos semanas se encaran el mayor peligro. Los bebés que nacen ya antes de tiempo encaran unas series de inconvenientes, incluyendo bajo peso al nacer, inconvenientes respiratorios, y los órganos y sistemas de órganos subdesarrollados.

Los bebés que nacen ya antes de término tienden a tener bajo peso al nacer, que quiere decir que pesan menos de dos,500 gramos . Bajísimo peso al nacer describe un bebé que pesa menos de 1,500 gramos. Exageradamente bajo peso al nacer se refiere a un peso al nacer inferior a 1 kg.

Método canguro en casa, tanto como en el hospital.

método canguro en casa
Los pequeños con bajo peso al nacer y exageradamente bajo peso al nacer tienen un peligro mayor que otros pequeños para una pluralidad de inconvenientes, incluyendo la parálisis cerebral, sepsis (un género de infección de la sangre), enfermedad pulmonar crónica y la muerte. Estos bebés asimismo corren más peligro de padecer hipotermia, o bien temperatura anatómico baja, lo como puede ser peligroso.
El método piel con piel con la madre o el padre, ha demostrado ser altamente efectivo, para el desarrollo de los prematuros. Este método canguro en casa es igual o de mayor importancia que en el hospital y es recomendable seguir realizándolo por el bienestar del bebe.

La prematuridad no es una discapacidad en sí, sino más bien una condición que es entre las primordiales causas de las dos discapacidades intelectuales y físicas y otros inconvenientes de salud crónicos. Asimismo, la prematuridad es la primordial causa de muerte de los recién nacidos. Muchos de los que subsisten la salud están acogido habitual y el desarrollo, mas ciertos que subsisten encaran inconvenientes para toda la vida, incluyendo:

Discapacidad intelectual y / o bien contrariedades de aprender
Parálisis Cerebral
La respiración y inconvenientes respiratorios, como la enfermedad pulmonar crónica
Pérdida de la audición o bien visión
La nutrición y los inconvenientes digestibles
Ciertos bebés requieren un cuidado singular y pasar semanas o bien meses hospitalizados en una unidad de cuidados intensivos neonatales. La UCIN es un entorno singular, el cuidado de los bebés enfermos y prematuros, con equipo especializado desarrollado para los pequeños y un personal hospitalario con una capacitación singular en el cuidado del recién nacido.

¿En que consiste el método canguro en casa y el hospital?

El método canguro en casa y el hospital es una terapia, en la que el bebe esta en contacto con la piel de la madre o el padre durante todo el tiempo posible y abarcando la mayor cantidad posible de piel del pequeño en contacto con la del adulto.

Este sencillo procedimiento natural, cambia radicalmente las estadísticas de vida a positivo en los prematuros, por ello según recientes estudios es tan importante practicar, durante los primeros días en el hospital y también este método canguro en casa.

En la actualidad no hay una cura para la prematuridad, mas los estudiosos trabajan en formas de prevenir estos recién nacimientos. La medicina moderna ha hecho posible que ciertos bebés pequeñísimos subsisten y muchos pequeños, en especial aquellos que son nacidos prematuros tardíos nacidos, con frecuencia alcanzan a sus compañeros en el instante en que empiecen las clases, pero si es cierto que el método canguro en casa y el hospital es de gran ayuda para estos pequeños.

Para los bebés que nacen muy temprano y proseguir teniendo inconvenientes, existen diferentes opciones de tratamiento libres, como la intervención temprana, terapia, fármacos, cirugía, educación y apoyo. El método canguro en casa y en el hospital, resulta ser muy efectivo.
Problemas de los prematuros, que pueden mejorar con el método canguro en casa y en el hospital
Los bebés que nacen prematuramente tienen un alto peligro de padecer unas series de complicaciones. Estas son las complicaciones más frecuentes que se observan justo después del nacimiento. Pese a que muchas de estas complicaciones pueden ser diagnosticadas y tratados, con frecuencia puede conducir inconvenientes de larga duración.
Hipotermia: La mayoría de los bebés que nacen demasiados pequeño y prematuros con frecuencia tienen inconvenientes para supervisar su temperatura anatómico, ya no tienen suficiente grasa anatómico para eludir la pérdida de calor. Esto se conoce como la temperatura anatómico baja o bien hipotermia. Los bebés en la UCIN se ponen en una incubadora o bien calentador justo después del nacimiento para asistir a supervisar su temperatura. El mantenimiento de una temperatura anatómico normal dejará función perfecto de los procesos fisiológicos.
El síndrome de complejidad respiratoria (SDR): es un inconveniente respiratorio grave que afecta primordialmente a los bebés que nacen ya antes de las treinta y cuatro semanas de embarazo. SDR puede deberse a múltiples situaciones. La primera es que los pulmones del bebé no están absolutamente desarrollados. En ocasiones, un género de fármaco conocido como corticosteroides se le da a estos pequeños para asistir a los pulmones a fin de que maduren más velozmente. Si una mujer está bajo riesgo de entregar a su bebé ya antes de las treinta y cuatro semanas se pueden dirigir corticosteroides a ella para intentar eludir que el bebé desarrolle SDR. SDR asimismo puede suceder si los pulmones son demasiado inmaduros para generar un material esencial llamada surfactante. El surfactante es una capa llana que cubre el recubrimiento de los pulmones.
Los bebés no generan suficiente surfactante para poder respirar fuera del útero hasta un cierto punto en su desarrollo. La mayor parte de los bebés que nacen prematuramente tienen solo alrededor del cinco por ciento de surfactante necesitado. A Dios gracias, pueden percibir surfactante de remplazo para cubrir los pulmones y permitir una respiración más simple
Un médico puede sospechar que un pequeño tiene SDR si tiene contrariedades para respirar. Un pulmón de rayos X y exámenes de sangre habitualmente confirman el diagnóstico. Así como el tratamiento con surfactante, los bebés con SDR pueden precisar oxígeno auxiliar y asistencia respiratoria mecánica para sostener dilatados los pulmones. Pueden percibir un tratamiento llamado presión positiva continua, que provee aire presurizado a los pulmones del bebé.
El aire se puede dirigir por medio de pequeños cilindros en la nariz del bebé, o bien mediante un cilindro que se introduce en la tráquea, que ayuda al bebé a respirar, mas no respira por él. Los bebés más enfermos pueden precisar provisionalmente la ayuda de un respirador que respire por ellos mientras que sus pulmones maduran.
Apnea: Los bebés prematuros en ocasiones dejan de respirar a lo largo de veinte segundos o bien más. Esta interrupción de la respiración se llama apnea, y puede estar acompañada por un ritmo cardiaco lento. Los bebés prematuros son continuamente monitoreados para la apnea. Si el bebé deja de respirar, una enfermera le estimula al bebé a iniciar a respirar dándole palmaditas o bien tocándole las plantas de los pies. Ciertos bebés son tratados con fármacos, la cafeína para alentar su respiración. Con el tiempo, los bebés prematuros dejan de tener apnea conforme maduran.
Sangrado en el cerebro (hemorragia intraventricular): hemorragia intraventricular es más habitual en los bebés nacidos ya antes de las treinta y dos semanas de embarazo. Sangrado en el cerebro se llama hemorragia intraventricular. Puede ocasionar presión en el cerebro y daño cerebral. Las hemorragias acostumbran a acontecer en los primeros 3 días de vida y generalmente se diagnostica con un examen de ultrasonido.
La mayor parte de las hemorragias cerebrales son leves y se resuelven sin o bien con escasos inconvenientes en un largo plazo. Las hemorragias más graves pueden ocasionar las estructuras llenas de líquido (ventrículos) en el cerebro que se expanden de manera rápida, ocasionando presión en el cerebro que puede conducir daño cerebral (como la parálisis cerebral, la educación y inconvenientes de conducta). En semejantes casos, los cirujanos pueden introducir un cilindro en el cerebro para drenar el líquido y reducir el peligro de daño cerebral. En los casos más leves, los fármacos en ocasiones puede reducir la acumulación de líquido, este tipo de hemorragia, asimismo se asocian con un peligro de cara al desarrollo de parálisis cerebral.
Conducto arterioso permeable: Un inconveniente cardiaco común en los bebés prematuros. Si no se trata, puede conducir a falla cardiaca. Ya antes del nacimiento, una enorme arteria llamada conducto arterioso deja que la sangre no pase por los pulmones pues el embrión consigue oxígeno por medio de la placenta. En general, el conducto se cierra poco tras el nacimiento a fin de que la sangre pueda llegar a los pulmones para oxigenarse. Cuando el conducto no se cierra apropiadamente, puede conducir a falla cardiaca. El CAP se puede diagnosticar con una forma singular de ultrasonido (ecocardiografía) o bien otros análisis de diagnóstico por imágenes. Los bebés con CAP se tratan con un fármaco que ayuda a cerrar el conducto, si bien puede requerirse cirugía si el fármaco no marcha.
Enterocolitis necrotizante (ECN): Ciertos bebés prematuros desarrollan este inconveniente intestinal potencialmente peligroso, en general a las 2 o bien 3 semanas de nacer. Puede conducir a contrariedades para alimentarse, hinchazón abdominal y otras complicaciones.

people
También, se puede diagnosticar por imágenes, como radiografía, y análisis de sangre. Los bebés perjudicados se tratan con antibióticos y estos son aportados al prematuro, por vía intravenosa (mediante una vena) mientras que se cura el intestino. En ciertos casos, se requiere cirugía para eliminar las secciones dañadas del intestino.
Retinopatía de la prematuridad (ROP, por sus iniciales en inglés): Es un inconveniente ocular que ocurre primordialmente en bebés que nacen ya antes de las treinta y uno semanas de embarazo. En casos graves, se requiere tratamiento para impedir la pérdida de la visión.
Este trastorno, que por norma general se desarrolla en los dos ojos, es entre las causas más habituales de pérdida de la visión en la niñez y puede conducir a deficiencia visual permanente y ceguera.
Esta enfermedad suele mejorar y por lo general, no deja daño permanente en los casos más leves de ROP. No obstante, los lactantes de más gravedad, pueden desarrollar deficiencias visuales o bien aun ceguera. Anualmente, entre 1.100 y 1.500 lactantes desarrollan ROP suficientemente grave para requerir tratamiento médico. De año en año, entre cuatrocientos y seiscientos lactantes en los USA se vuelven legalmente ciegos a raíz del ROP.
La ROP se diagnostica a lo largo de un examen efectuado por un oculista (médico de la vista). La mayor parte de los casos son leves y se curan solos con poca o bien ninguna pérdida de la visión. En casos más graves, el oculista puede tratar los vasos anormales con un láser o bien con crioterapia (congelación) para resguardar a la retina y conservar la visión.
Ictericia: Los bebés prematuros tienen mayor probabilidad de desarrollarla, que los bebés nacidos a término, en tanto que sus hígados son demasiado inmaduros para desechar la bilirrubina. Por si fuera poco, los lactantes prematuros pueden ser más sensibles a los efectos dañinos del exceso de bilirrubina. Los bebés con ictericia tienen un color amarillento en la piel y los ojos. La ictericia frecuentemente es leve y, en general, no es dañina; no obstante, si el nivel de bilirrubina aumenta demasiado, puede ocasionar daño cerebral. Por norma general, esto se puede prevenir, de forma que el bebé puede ser tratado con luces singulares (fototerapia) que le ayuda a quitar la bilirrubina. Esporádicamente, un bebé puede precisar una transfusión de sangre.
Anemia: Los lactantes prematuros frecuentemente son anémicos, lo que quiere decir que no tienen suficientes glóbulos colorados. En general, el bebé guarda hierro a lo largo de los últimos meses del embarazo y lo utiliza al final de este o bien tras nacer para generar glóbulos colorados. Los lactantes que nacen prontísimo pueden no tener tiempo preciso para guardar hierro. Los bebés con anemia tienden a desarrollar inconvenientes de nutrición y medran más lentamente; la anemia asimismo puede empeorar cualquier inconveniente cardiaco o bien respiratorio. A los lactantes anémicos, se les suele administrar, suplementos nutricionales de hierro, fármacos que aumentan la producción de glóbulos colorados o bien, en casos graves, transfusión de sangre.
Enfermedad pulmonar crónica (asimismo llamada displasia broncopulmonar o bien BPD, por sus iniciales en inglés):La enfermedad pulmonar crónica afecta más generalmente a los lactantes prematuros que requieren tratamiento progresivo con oxígeno suplementario. El peligro de BPD aumenta en bebés que todavía requieren oxígeno cuando llegan a las treinta y seis semanas tras la concepción (semanas de embarazo más semanas tras el nacimiento, que suman treinta y seis semanas o bien más).
Estos bebés suelen desarrollan algo de fluido en los pulmones, como también cicatrices y daño pulmonar que se pueden observar en una radiografía. Los bebés perjudicados son tratados con fármacos que facilitan la respiración y son desconectados gradualmente del ventilador. Sus pulmones en general mejoran en los 2 primeros años de vida. No obstante, muchos pequeños desarrollan enfermedad pulmonar crónica.
Infecciones: Por lo general, los bebés prematuros cuentan con sistemas inmunes inmaduros que no son eficaces para quitar bacterias, virus y otros organismos que pueden ocasionar infección. Las infecciones graves que se observan en general en los bebés prematuros incluyen neumonía, sepsis y meningitis. Los bebés pueden contraer estas infecciones de su madre al nacer, o bien se pueden inficionar tras el nacimiento. Las infecciones se tratan con antibióticos o bien fármacos antivirales.
En el hospital se recomienda el uso del método canguro, pero el método canguro en casa es igual de importante y debería seguir realizándose en el hogar del pequeño prematuro.

  1. los programas que teinen como finalidad estimular el crecimiento y desarrollo del prematuro me parecen maravillosos. Yo soy pediatra en un cunero patolfgico, tengo un diplomado en Estimulacion Temprana y uso el programa Mame1 canguro desde hace 17 afos, con el que he comprobado el incremento ponderal de los prematuros y la estimulacifn, tactil, visual, auditiva etc, ademe1s de beneficiar el vednculo madre-hijo.

Deja una Respuesta