La canguro, niñera, cuidadora infantil, au pair …. Una  profesión creciente que a  pesar de la crisis sigue creciendo, la demanda de canguros bilingües ha aumentado exponencialmente entre las familias españolas. Así lo aseguran fuentes del centro Educational Excellence for Families, el único del país dedicado a la formación de niñeras.

La mayoría de los padres busca un profesional capacitado para atender adecuadamente a sus hijos, recogerles del colegio, acompañarles a las actividades extraescolares, llevarles al parque, ocuparse de la merienda y asegurarse de que hagan los deberes pero además, casi un 45% quiere una cuidadora que hable a sus hijos en inglés, garantizándoles así una base temprada de ese segundo idioma.

KUIDADORES

Por preferencias, las familias apuestan en primer lugar por canguros nativas pero también hay muchos que se decantan por españolas licenciadas en Filología Inglesa o estudiantes que puedan acreditar un nivel alto del idioma preferiblemente, a través de un certificado oficial.

Dada la cualificación, el sueldo de este tipo de profesionales es más elevado que el de las niñeras tradicionales, oscilando entre los 15 y los 25 euros por hora, dependiendo de las tareas que especifique el contrato.

El dominio de la lengua de Shakespeare sigue siendo requisito imprescindible para hacerse un hueco en el mundo laboral, y el de babysitter no es un sector que se quede al margen. Saber idiomas dota al candidato de un plus en su currículum,  que será valorado positivamente por cualquier empresa que esté buscando incorporar personal nuevo a la plantilla.

Por otro lado, cada vez son más los españoles que deciden marcharse una temporada al extranjero y trabajar como au pair en los países de destino. Esta opción permite que los jóvenes disfruten de una experiencia internacional mientras aprenden un idioma, conocen una cultura nueva y ganan algo de dinero para sus gastos.

Las oportunidades laborales en este campo son cada vez mayores ya que el español es el segundo idioma más hablado del mundo. Por eso, miles de familias extranjeras apuestan por ofrecer a sus hijos la posibilidad de aprender esta lengua gracias a la convivencia con algún estudiante durante los meses de vacaciones.

la canguro

 

 

La canguro cada vez más especializada

Las hay especializadas en gemelos, en puericultura, en postparto… bilingües, con coche propio… Muchas son pedagogas, psicólogas, profesoras, educadoras infantiles tituladas… La canguro, niñeras, cuidadoras, «babysitter»… de los hijos son cada día más profesionales.  Aún así elegir la ideal es una tarea delicada y muy estresante para muchos padres que a lo largo de todo el año, o en momentos como las vacaciones navideñas en los colegios, deben contratar a una de estas profesionales. Existen pautas que pueden ayudar a encontrar la más acorde con las preferencias de la familia:

 

  1. Los padres deben establecer cuáles son sus necesidades. «No es lo mismo una niñera puntual cuando la pareja se va a una cena, que la canguro que va a estar todo el día con los niños u otra que los va a buscar al colegio hasta la hora del baño», asegura Silvia Álva Reyes, directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

 

  1. La familia tiene que conocer el currículo, experiencia previa (en función de la edad de los niños que va a cuidar) y referencias de la niñera. Durante la entrevista se le preguntará cuestiones tan básicas como ¿cuál fue su último trabajo con niños? ¿cómo terminó, cuándo y por qué? «Lo mejor es tener algún contacto de las familias con la que la canguro ha trabajado y hablar con ella», afirma Bonet.

 

  1. Perfilar de qué se va a encargar la cuidadora: de recoger a los niños, darles la merienda, bañarles… y quizá también de otras tareas del hogar. En cualquier caso, los padres deben comunicárselo a la niñera y dejar claro que esperan de ella.

 

4.La canguro seguirá las pautas educativas que indiquen los padres y debe conocer los hábitos de la familia. Por ejemplo, cuáles son sus recursos para poner límites, si castiga o no, qué normas son las adecuadas según su criterio, a qué juega con los pequeños, si le gusta jugar, qué actividades plantea para hacer con los niños… También es necesario preguntar en concreto cómo se maneja en distintas situaciones: cómo hará para que los niños cumplan las pautas, o para que coman. Es imprescindible saber cómo actuaría ante una situación de emergencia o accidente doméstico, a quién llamaría…

 

  1. Una canguro tiene que saber organizar a los niños y gestionar el tiempo. Muchas cuidadoras recogen a los pequeños del colegio y les llevan a las actividades extraescolares, por tanto se comunican diariamente con profesores y monitores. Por eso, la canguro tiene que saber recoger esa información y transmitírsela a los padres . Por ejemplo, si el niño ha estado ese día retraído, alegre, si ha empezado a jugar con algo nuevo o ha aprendido algo nuevo….

 

  1. Dice mucho de la profesionalidad de una canguro si ella misma, durante la entrevista con la familia, también se interesa por conocer al menor y preguntar cuestiones básicas como si tiene algún tipo de alergia, enfermedad, lo que le gusta o no…

 

  1. El mejor indicador de que es la canguro ideal se producirá cuando los padres observen cómo interactúa con los niños, cómo les habla, si les mira a los ojos, si les respeta, cómo les trata… Hay que fijarse en la reacción de los niños porque son muy francos y lógicos. Solo el hecho de arrodillarse y ponerse a la misma altura que el niño es un signo muy importante y básico de una buena niñera.

 

  1. La presencia personal es también importante. La primera impresión que se forma en los primeros segundos es la que dura.

 

  1. La canguro debe inspirar confianza a los padres. En ausencia de los padres, va a ser la figura de referencia y autoridad y la fuente de seguridad. Si los padres dudan de esa persona, el niño se va a dar cuenta y se sentirá inseguro.

 

  1. Siempre existen otras opciones, como las «au pair», una posibilidad cada vez más demanda por las familias que «buscan una asistente lingüística que además cuide de los niños. El mayor beneficio es el intercambio cultural que conlleva, ellas buscan el aprendizaje del idoma español a la vez que enseñan a los niños otra lengua.

Via ABC

  1. Saludos cordiales, estaria interesada en trabajar con ustedes y si quieren ver mi trabajo me pueden hacer praticas para que observen mi trabajo.
    Soy responsable,puntual,me encantan los niños,y me gusta hacer bien mi trabajo.tengo el certificado de INFANCIA Y EDUCACION INFANTIL.

    Atentamente.

    Cristina cano

Deja una Respuesta