Hongos, el mal de la humedad que puede aparecer en diferentes partes de nuestro cuerpo. Si nos detuviéramos a observar nuestra piel al detalle en el microscopio, podríamos comprobar que sobre ella deambulan bacterias, hongos y otros muchos  microorganismos que en general nos pasan inadvertidos por su tamaño microscópico y por el hecho de que en circunstancias normales se hallan en cantidades tan pequeñas que no suponen inconveniente alguno para la salud.

kuidadores

 

En verdad nuestra piel es una barrera que nos resguarda de estos y muchos otros agentes externos que de otro modo si podrían resultar hasta mortales para nuestro organismo. Estos microorganismos llegan a nuestra piel por el contacto con las cosas en la vida diaria y el inconveniente puede surgir cuando abundan demasiado provocando lesiones en la piel acompañadas de infecciones. ¿Y por qué razón pueden llegar a abundar? Por norma general se deben entregar ciertas circunstancias a fin de que esto ocurra.

 

A veces, una infección por hongos puede suceder por el hecho de que la persona que la sufre tiene su sistema inmunitario enclenque o bien sufre alguna enfermedad, mas estas situaciones son las menos. Lo más frecuente es que el contagio, la aparición de hongos en la piel y su proliferación se genere sencillamente por contacto y que después se den ciertas condiciones externas que favorezcan el desarrollo de sus colonias. Esas condiciones acostumbran a ser la humedad y el calor.

 

De ahí que es más usual sufrir de hongos en pliegues de la piel y lugares de mucha sudoración, como ingles, genitales, axilas, bajo los pechos, cuello, etcétera mas asimismo pueden aparecer en otra parte no siendo extraño la aparición de hongos en la espalda, abdomen, etcétera Las infecciones por hongos (micosis o bien dermatomicosis) no solo pueden aparecer en la piel, si no asimismo en las uñas, en el pelo, cuero cabelludo, etcétera Pueden ser infecciones ocasionadas por hongos de tipo diastasa, que son los que en general provocan la candidiasis o por hongos de tipo moho que ocasionan distintas dermatofitosis que vulgarmente conocemos como tiña en sus distintas variedades en dependencia de la zona del cuerpo que invada y la pluralidad de hongo.

 

Las micosis más habituales son la tinea cruris, la tinea capitis, tinea corporis y pedis o bien pie de atleta, candidiasis y pitiriasis versicolor. Los síntomas aparecen con cambios en piel, aparecen máculas en la piel que en ocasiones la oscurece o bien la aclaran o enrojecen.

 

Otro de los síntomas puede ser la descamación con prurito, aunque los picores no tienen porque aparecer. El médico puede diagnosticar y garantizar que se trata de hongos de la piel con la ayuda de una lámpara de luz de Wood. Las infecciones con hongos pueden desaparecer absolutamente con una serie de cuidados personales y algún fungicida que se puede aplicar exactamente la misma persona.

 

Ahora os daremos ciertos consejos para sanar los hongos de la piel siguiendo tratamientos sencillísimos. Entre las cosas más esenciales que puedes hacer es sostener siempre la piel seca y limpia.

hongos

 

Lávate habitualmente con agua y jabón, asegurándote de secar minuciosamente  la piel, teniendo especial atención en zonas donde existan pliegues. Tras lavarte aplica alguna crema anti hongos tópica a base de miconazol, cotrimazol, ketoconazol, etc que acostumbran a ser los principios activos más frecuentes en estos casos. Intenta sostener todo lo que es posible la piel al aire libre y sin ropa.

 

Si el perjudicado es un pequeño, mudar frecuentemente los pañales y usar tirables de un uso. En el pie de atleta hay que eludir a toda costa que el pie sude demasiado, cambia con cierta frecuencia los calcetines y evita el calzado que sostenga el pie caluroso y húmedo. Usar siempre y toallas limpias siempre y de empleo personal.

 

En duchas, piscinas y saunas y demás baños públicos no vayas con el pie descalzo jamás, emplea sandalias. ¿Qué causa la infección de hongos en las uñas? Onicomicosis es una infección micótica de la uña, una condición común ocasionada por un género de hongo particularmente bajo la superficie de la uña. El hongo se puede contagiar de persona a persona por contacto directo o bien por medio de las alfombras, calcetines, zapatos y medias.

 

Estos microorganismos medran y se extienden en entornos húmedos y cálidos, como duchas comunes, gimnasios y piscinas. Además de esto, el entorno húmedo y obscuro de los zapatos puede causar el incremento de hongos en las uñas de los pies.

 

Las uñas sanas son planas y rosadas, al tiempo que una infección provocada por los hongos cambian su color, a un habitual amarillo, cambiando la apariencia de la uña.

 

En un inicio, afecta a una pequeña una parte de la uña y la descolora, pudiendo ser blanca, amarillo a cobrizo, verde e inclusive negra. Si se deja sin tratar, la infección puede extenderse más de manera profunda en la uña, provocando que esta se engrose o bien se escame, y ocasionando dolor, malestar y, en ciertos casos, la uña puede desprenderse.

 

Es esencial tratar una infección de hongos de las uñas para eludir que se extienda a un área más grande o bien a otras uñas del pie. Para cuidar de ellas, puedes charlar con tu médico o bien usar productos concretos.

 

Para prevenir la infección de hongos, debes resguardar siempre los pies en espacios público, donde se es propenso al contagio y extremar la higiene.

 

Además de esto, trata siempre de sostener los pies secos usando calzado transpirable y calcetines que absorban el sudor, cambiándolos de manera frecuente en tiempos cálidos.

 

Para tratar la infección de las uñas, causada por hongos, puede llevar bastante tiempo y cuidado para asegurarse de eludir inficionar uñas saludables: Lávate siempre y las manos tras tocar una uña inficionada Esteriliza las herramientas empleadas para la pedicura No emplees esmalte de uñas o bien uñas postizas, puesto que contribuyen al desarrollo y propagación de los hongos Para tratar la infección de uñas leve puedes emplear productos que creen un entorno desfavorable para los hongos, suprimiendo el inconveniente y previniendo la propagación de la infección.

 

La candidiasis bucal se trata de una infección de  hongos en la boca, en concreto de la Cándida albicans que habita en general como comensal en la boca. Se presenta como unas máculas blancas que se desprenden al raspar. Entre las especies de los hongos de gérmenes (diastasas imperfectas), la Cándida Albicans es el hongo que aparece con más frecuencia y que bajo ciertas circunstancias se vuelve patógeno para el hombre con comportamiento aerobio.

 

La Cándida Albicans se halla en una de cada 2 personas. Aparece en forma de máculas blancas .

 

Posiblemente aparezca asimismo por el empleo usual de inhaladores bucales o antibióticos.

 

 

Es un cuadro muy usual en el paciente geriátrico debido a factores generales y locales: Factores Generales Endocrinos enfermedades malignas Factores alimenticios Deficiencias inmunitarias Toxicomanías Factores iatrogénicos Factores Locales Xerostomía…

 

Tratamiento En clínicas Propdental cuando observamos máculas blancas en la boca que se desprenden al raspado y en consecuencia son indicadoras de una lesión por cándida albicans aconsejamos a nuestros pacientes efectuar enjuagues con micostatin. El tratamiento se efectúa con antimicóticos tópicos o bien sistémicos: Tópicos: clotrimazol: más utilizado en ginecología que en medicina oral.

 

nistatina: no se absorbe, tiene mucha sucrosa: OJO diabéticos, mal sabor con lo que complica el seguimiento del tratamiento. anfotericina B: sin empleo en este país. -Sistémicos: Ketoconazol: muy hepatotóxico. Anfotericina B: vía endovenosa muy empleado.

 

Hongos en la boca, candidiasis bucal

Esta forma de candidiasis bucal hace su aparición con una mayor frecuencia en recién nacidos, pequeños y adultos inmunodeprimidos. La manera infantil se identifica por la presencia de máculas blancas en la mucosa bucal, singularmente en surcos, mucosa yugal, lengua, paladar y amígdalas. La manera del adulto tiene un comportamiento afín al de la infantil y acostumbra a instituirse tras un tratamiento farmacológico con antibióticos de extenso fantasma, corticoides o bien inmunosupresores.

 

La candidiasis seudomembranosa crónica tiene exactamente el mismo curso clínico que la manera aguda, si bien es un cuadro que supone una evolución más prolongada. La candidiasis eritematosa aguda, asimismo famosa como lengua dolorosa antibiótica, es poco usual.

 

 

El cuadro se empieza con una depapilación de la mucosa lingual, acompañada de disfagia al existir una susceptibilidad al ingerir comestibles ácidos, picantes o bien calientes Son lesiones eritematosas bien acotadas y dolorosas al contacto con comestibles.

 

La leucoplasia-candidiasis es una forma discutida que propón inconvenientes diagnósticos respecto a otras lesiones blancas, como el liquen plano y la leucoplasia. A la exploración hallamos lesiones normalmente a 2 bandas, retrocomisurales con una forma triangular de base precedente y vértice siguiente. A la palpación tienen una consistencia dura, con estrías periféricas

 

La manera nodular es menos usual y la más bien difícil de diagnosticar. Asimismo acostumbra a tener una ubicación retrocomisural, si bien se presenta como una capacitación hiperplásica.

 

Queilitis angular quielitis angular. La queilitis angular se manifiesta como agrietamiento o bien grietas en las comisuras de los labios. La enfermedad es parcialmente extraña en conjuntos de edades jóvenes. Los síntomas son pocos y, generalmente, los pacientes refieren ardor en las comisuras y sequedad. En la lengua romboidal media se hallan hifas de Cándida en un ochenta y cinco por ciento de las muestras anatomopatológicas estudiadas.

 

Estomatitis subprotésica estomatitis protésica cándida albicans. La estomatitis subprotésica está producida por distintos factores etiológicos, como son la higiene deficiente, utilización sin reposo de la prótesis removible, traumatismos continuados por desajustes, etcétera Estos factores crean unas condiciones locales que favorecen la colonización y el desarrollo de este microorganismo.

 

Los hongos pueden aparecer en diferentes partes de nuestro cuerpo por diversas situaciones, entre ellas la de contagio y debemos extremar los cuidados sobre todo en verano.

  1. Los hongos son una maldición, estuve a punto de perder una uña del pie por culpa de ellos. Me ha costado bastante mantenerlos a raya sobre todo en los pies. He utilizado media farmacia para poder sacarlos de mi vida. Necesitaría saber un remedio eficaz preventivo pues se acerca el tiempo de las piscinas y siento terror solo de pensar que pueda volver a pasarme.

Deja una Respuesta