Cuidados de primeros auxilios para niños y adultos, en el atragantamiento por cuerpo extraño. ¿Qué hacer en el caso de ahoga por cuerpos extraños?

kuidadores

Unos extremos cuidados son precisos cuando los pequeños se llevan cacahuetes, caramelos o bien juguetes pequeños pues los niños suelen llevarse las manos a la boca y pueden introducir estos objetos y provocar un atragantamiento.

Esto produce un problema arduo, se debe asistir de manera inmediata con un médico especialista, quien extraerá el cuerpo extraño con un aparato llamado broncoscopio flexible, o va a hacer que el pequeño se acueste boca abajo sobre el antebrazo o bien los mulos de la persona acompañante y le va a dar múltiples golpes en la mitad de la espalda. Si esta maniobra fracasa, va a acostar al pequeño de espaldas, con la cabeza siempre y en toda circunstancia cara abajo, y le va a dar golpes en el centro del pecho, por último puede suspenderlo por los pies y darle múltiples golpecitos en la espalda.

¿Cuidas personas? !!Anúnciate GRATIS aquí!!

En el caso de personas adultas o bien pequeños mayores de un año, tendremos cuidados al abrir la boca de la persona perjudicada y extraer el objeto solo en los casos que esté perceptible y suelto, si está alojado en la garganta, no intentar sacarlo puesto que podría introducirse más en las vías respiratorias.

Efectuar la maniobra de Heimlich (solo en el caso de adultos o niños mayores de un año). Para efectuarla, hay que ponerse tras la persona, poner los brazos cerca de su cintura y poner un puño justo sobre su ombligo, con el pulgar cara el abdomen, tapar el puño con la otra mano y presionar cara dentro y cara arriba de forma veloz y brusca. En el caso de los pequeños es exactamente lo mismo, mas no se debe presionar con tanta fuerza.

 

Si la persona perjudicada está sola, puede efectuar una automaniobra, la que, mecánicamente es muy semejante a la maniobra de Heimlich. Debe poner el puño por sobre el ombligo mientras que lo mantiene con la otra mano, agacharse sobre el borde de una mesa o bien silla y llevar el puño cara sí mismo presionando cara arriba y de forma fuerte.

¿Qué hacer en el caso de que el bebé trague cuerpos extraños?

Colóquelo boca abajo sobre su antebrazo, con la cabeza en declive a 60º y el cuello en situación estable, hasta el momento en que expulse el objeto.

Si el bebé es mayorcito, colóquelo boca abajo sobre su regazo, con la cabeza más abajo del leño y sostenida con solidez. Realiza unos golpes veloces entre los hombros.

Si esto no es suficiente, ponga al pequeño boca abajo sobre una superficies dura y con los dedos comprima velozmente el tórax a la altura del esternón unas cuatro veces.

Si no se reinicia la respiración, abra la boca del pequeño, sostenga y levante la lengua y la quijada entre el pulgar y otro dedo, esto va a hacer salir la lengua de la parte trasera de la cavidad bucal y puede asistir a despejar la obstrucción. Si el objeto es perceptible, puede extraerlo manualmente con los dedos. No obstante, una maniobra a ciegas puede empujar el objeto y por tanto debe evitarse.

Si no se presenta la respiración espontánea, intente entregar respiración con la técnica de boca a boca o bien boca a nariz.

Repita los pasos y también insista si resulta necesario mientras que espera la asistencia médica.

 

¿Qué cuidados debemos hacer en el caso de que un pequeño trague cuerpos extraños?

Con el pequeño boca abajo, realice una seria de 6 a diez compresiones abdominales hasta el momento en que el cuerpo extraño sea expulsado.

Arrodíllese a los pies del pequeño si este se halla en el suelo, o bien párese a los pies del pequeños si este se halla sobre una mesa. Ponga el talón de una mano en la línea media entre el ombligo y la caja torácica y la otra sobre la primera y presione sobre el abdomen con un movimiento cara arriba.

Si esta maniobra no tiene éxito, proceda a descubrir las vías aéreas empleando la técnica de levantar la lengua y la quijada procurando visualizar el cuerpo extraño.  No realice maniobras a ciegas con los dedos, con lo que si no logra la visualización espontánea intente ventilar el paciente.

Si no hay éxito, repita una serie de entre  seis a diez compresiones abdominales.

Atragantamiento por cuerpo extraño en el adulto

 

El atragantamiento consiste en la obstrucción de la vía aérea pues un comestible o bien otro objeto queda atrapado normalmente en la garganta. Esta obstrucción evita el paso de aire a los pulmones.

 

Ciertas obstrucciones son leves, más otras pueden ser graves y provocar pérdidas de conciencia , parada cardiorrespiratoria y muerte.

 

En el momento en que una persona presenta una obstrucción leve, normalmente va a poder producir sonidos y va a toser bulliciosamente. En un caso así, continúe al lado de la persona y haga que tosa a fin de que logre expulsar el objeto de la vía aérea.

 

Si la situación fuera alarmante pare los cuidados de primeros auxilios y  no dude en llamar al número de urgencia.

 

En el momento en que una persona atragantada no puede respirar, tose silenciosamente, no puede charlar o bien producir sonidos o bien se sujeta el cuello con una o bien las dos manos en una actitud de sofocación, lo que se conoce como signo de obstrucción, nos encontraremos frente a una obstrucción grave. En un caso así vamos a deber actuar de forma rápida.

 

Cuando, en esta situación de gravedad, el paciente se halla consciente:

 

Nos pondremos tras él y le rodearemos con nuestros brazos sobre el ombligo de tal modo que nuestras manos queden por delante y comenzaremos los cuidados de primeros auxilios.

 

Vamos a cerrar una mano en puño y la pondremos entre el final del esternón y el ombligo con el pulgar para dentro. Proseguiremos haciendo compresiones hasta el momento en que el objeto salga, hasta el momento en que el atragantado pueda respirar, toser  o bien reaccione con normalidad o pierda el conocimiento.

 

Si el atragantado estuviese inconsciente y sin respuesta, vamos a deber tenderlo en el suelo y revisar si precisa maniobras de reanimación cardiopulmonar básica. En este caso se recomienda  las compresiones torácicas y las ventilaciones.

Tras una serie de treinta compresiones torácicas se va a deber abrir la vía aérea y extraer cualquier objeto perceptible en la boca.

 

Mientras se realizan los cuidados de primeros auxilios, en todo caso debe contactar, o  bien otro testigo, con el número de urgencia, comunicando lo ocurrido, sosteniendo la calma y respondiendo a las preguntas que le vayan elaborando. No cuelgue el teléfono hasta el momento en que se lo indique el teleoperador. Frecuentemente charlará con un médico que le va a poder administrar consejos telefónicos y mandar la indispensable ayuda sanitaria (ambulancia, médico, etcétera)

  1. Estupendos consejos, muy bien explicado. Hace tiempo tuve un problema con un atragantamiento y lo pasé fatal, pensaba que me moría en ese mismo momento. La verdad es que todos deberíamos estar preparados para asistir a cualquier persona que pueda tener un problema de este tipo y tener los conocimientos adecuados para ayudarle. se pueden salvar muchas vidas.

    Un saludo

Deja una Respuesta