Los cuidadores de dependientes, se encuentran a menudo con casos de  parálisis cerebral, un diagnóstico extenso usado para describir un inconveniente con el movimiento y la postura que hacen ciertas actividades bien difíciles. Si bien una persona con parálisis cerebral tiene inconvenientes para desplazar sus músculos, esto no se debe a que hay algo mal con los músculos o bien los nervios.

 

¿Buscas Kuidadores?

Estas contrariedades son ocasionadas debido a inconvenientes en el cerebro. La parálisis cerebral puede ser el desenlace de una lesión en el cerebro a lo largo de la gestación o bien en el primer año de vida, o bien se generan cuando el cerebro no se desarrolla apropiadamente a lo largo de la gestación. Encontramos también personas que han pasado por un accidente traumático o algunos tipos de enfermedades.

En resumen, “cerebral” se refiere al cerebro, y “parálisis” se refiere a la debilidad muscular y el mal control. Si bien el cerebro no empeorará, las personas con parálisis cerebral cambiaran con el tiempo. En ocasiones mejorarán, y ciertos pacientes continuarán igual. Cada caso es muy particular. Algunas veces va a empeorar, generalmente debido al cambio en el tono muscular o bien el desarrollo de contracturas articulares.

cuidadores de dependientes

La parálisis cerebral no tiene una causa única, por ello los cuidadores de dependientes encontrarán, que cada caso es único y especial. Existen muchas razones por las que alguien podría tener parálisis cerebral. Un pequeño no nacido podría haber sufrido una lesión en el cerebro o bien tuvo un desarrollo anormal del tejido cerebral. Estos se llaman “causas prenatales”, que quiere decir que ocurrieron ya antes del nacimiento. Estas causas son responsables de más o menos setenta por ciento de los casos de parálisis cerebral. Otro veinte por ciento de los casos de parálisis cerebral es ocasionado por una lesión cerebral que pasa a lo largo del proceso de nacimiento incluyendo bajos niveles de oxígeno a lo largo del parto o bien por complicaciones de la prematuridad.

 

¿Cuidas personas? Anúnciate gratis

Los cuidadores de dependientes, se encuentran en ocasiones con  los pequeños con parálisis cerebral que se  desarrolló tras su nacimiento. Esto se conoce como “parálisis cerebral adquirido.” El porcentaje de parálisis cerebral que se adquiere es mayor en los países subdesarrollados. La parálisis cerebral adquirida ocurre cuando hay daño cerebral a lo largo del primer año de vida. Este daño puede ser ocasionado por infecciones cerebrales, como la meningitis bacteriana o bien encefalitis viral. Asimismo puede ser ocasionada por una lesión en la cabeza, como de un accidente de vehículo de motor, una caída o bien maltrato infantil.

 

En ocasiones, la causa real de la parálisis cerebral de un pequeño particularmente no se puede determinar.

 

Si bien puede haber habido una lesión cerebral o bien un inconveniente de desarrollo cerebral a lo largo de la gestación, los inconvenientes con el control motor y la postura pueden pasar inadvertidos hasta el momento en que las habilidades motoras del bebé se desarrollen en la medida de identificar la condición. Por consiguiente, muchos pequeños con parálisis cerebral no son diagnosticados en el periodo neonatal. No obstante, la mayor parte se puede diagnosticar en los primeros dos años de vida. Los cuidadores de dependientes cumplen una función de vital importancia en estos casos.

Existen muchos factores de peligro para la parálisis cerebral. Estos pueden incluir:

 

El nacimiento prematuro (ya antes de tiempo)

Bajo peso al nacer

Inconvenientes de coagulación de la sangre materna

La incapacidad de la placenta para el embrión en desarrollo con el oxígeno y los nutrientes convenientes debido a las anomalías de la placenta

RH o bien ABO género de incompatibilidad sanguínea entre la madre y el pequeño

La infección de la madre con enfermedades virales a lo largo del embarazo (por servirnos de un ejemplo, rubeola, citomegalovirus, toxoplasmosis)

Infección bacteriana de la madre, el embrión o bien bebé que, directa o bien de forma indirecta, atacan el cerebro del bebé

El suministro de oxígeno baja prolongada al bebé a lo largo del parto

Ictericia severa poco tras el nacimiento

Tener un defecto mayor o bien menor luz

La aspiración de meconio (o sea, la caca del bebé mientras que está en el útero y la respiración en el líquido amniótico que contiene la caca ocasionando una neumonía)

Un bebé es sofocación en tanto que es preciso un parto por cesárea de urgencia

Conmociones recién nacidos

Recién nacido con bajo azúcar en la sangre

Fetos múltiples (por poner un ejemplo, mellizos, trillizos …)

Es esencial comprender que si bien un pequeño tenga un factor de peligro de parálisis cerebral, no quiere decir que el pequeño desarrollará parálisis cerebral. Solo quiere decir que la probabilidad de que el pequeño tenga parálisis cerebral se acrecienta. Si un factor de peligro está presente, sirve para alertar a los progenitores ya los médicos a ser realmente observadores de cara al desarrollo del bebé. Por contra, ciertos pequeños con parálisis cerebral tienen ningún factor de peligro.

Problemas médicos comunes socios con la parálisis cerebral

Lo que los cuidadores de dependientes deben atender

Existen  problemas médicos habituales en personas con parálisis cerebral.

 

El babeo puede ocasionar irritación de la piel, mal aliento, crear una barrera social, y puede contribuir a inconvenientes pulmonares. Babeo resulta de inconvenientes con la deglución, como la complejidad de coordinación o bien mínima frecuencia de tragar. No es ocasionado por la producción excesiva de saliva. El babeo se debe discutir claramente con el médico como una parte del manejo rutinario de la salud. En determinados casos, la higiene oral y el empleo de baberos para absorber la saliva es conveniente para la administración. Ciertos fármacos pueden reducir la cantidad de saliva producida, que en determinados casos ayuda a reducir el grado de babeo, no obstante, no todos y cada uno de los pequeños acepta o bien se favorecen de estos fármacos. Un terapeuta del charla puede asistir a educar a los pequeños una mejor coordinación oral y animar frecuencia de tragar, mas de forma frecuente, al paso que el pequeño traga con más frecuencia a lo largo del tratamiento, no pueden proseguir esto fuera de las sesiones de terapia. Se ha utilizado botox, pues se puede inyectar en las glándulas salivales mayores que inhiben terminaciones inquietas y reducir la cantidad de saliva producida. No obstante, este tratamiento es un tanto invasivo, debe ser repetido cada tres-seis meses, y en ocasiones puede dejar la boca demasiada seca. La cirugía para extraer las glándulas salivales mayores puede ser una alternativa cuando los inconvenientes son graves.

 

La Alimentación. La mala alimentación puede estar socia con problemas arduos de salud en los pequeños con parálisis cerebral. Las contrariedades de masticar y tragar se generan en cerca de una tercera parte de todos y cada uno de los casos, son responsables de los inconvenientes de la desnutrición. En determinados casos, el empleo de terapia oral motora, optimar el posicionamiento y la frecuencia de la nutrición y el empleo de suplementos de alta densidad pueden optimar el desarrollo y la alimentación. No obstante, para otros pequeños, un cilindro de nutrición (generalmente se pone a través de la pared abdominal hasta el estómago con un endoscopio o bien cirugía) es esencial respaldar la hidratación y la alimentación inmejorable. Ciertos pequeños con parálisis cerebral pueden desarrollar obesidad. En algunos casos, esto se debe a las opciones de modo de vida, al tiempo que en otros casos puede ser debido al tratamiento demasiado entusiasta en la alimentación con suplementos orales o bien por medio de un cilindro de nutrición. Aparte de los inconvenientes con una y la desnutrición, los pequeños con parálisis cerebral pueden estar bajo riesgo de ingesta deficiente de determinados micro-nutrientes, proteínas y fibra. En la deficiencia de hierro particularmente, sub-inmejorables niveles de vitamina D y la ingesta inapropiada de calcio se han producido con una mayor frecuencia en esta población. Es fundamental que todos y cada uno de los pequeños con parálisis cerebral tengan una evaluación nutricional en curso por un especialista clínico en este campo.

 

La disfunción de la vejiga asimismo puede ser un problema médico grave para los pequeños con parálisis cerebral y puede requerir tratamiento de un médico que se especializa en la función de la vejiga. Vaciamiento incompleto de la vejiga (lo que resulta en infecciones del tracto meadero), el incremento de los accidentes debidos a perturbaciones del tono muscular vesical, orinarse en cama, incontinencia urinaria de esmero y el goteo son todos y cada uno de los inconvenientes que pueden generarse con una mayor frecuencia en los pequeños con parálisis cerebral.

 

Inconvenientes gastrointestinales. El reflujo gastroesofágico (comestible en el estómago es capaz de regresar cara el esófago) es un inconveniente común en los pequeños con parálisis cerebral y normalmente se trata a través de el ajuste de horario de nutrición, el posicionamiento inmejorable, fármacos bloqueando ácido y en ocasiones fármacos para asistir a la motilidad del estómago.

 

El estreñimiento es una afección común que se debe supervisar por un doctor. Este inconveniente ocurre debido a que el niño/a con parálisis cerebral no puede supervisar los músculos abdominales que presionan las heces cara fuera del cuerpo. Puede ser preciso un tratamiento médico para asistir con el estreñimiento.

 

El dolor y la parálisis cerebral. El dolor de cadera en pequeños con parálisis cerebral es un inconveniente muy común. Solo últimamente se ha reconocido y estudiado el dolor por norma general en pequeños con parálisis cerebral.  La investigación sobre el manejo del dolor concreto para la parálisis cerebral es limitada.

Atención especial de los cuidadores de dependientes

favi - copia - copia - copia

 

Otros problemas médicos que surgen en los pacientes de parálisis cerebral,  aparte de los inconvenientes citados previamente, los pacientes con parálisis cerebral con frecuencia tienen otros problemas médicos, incluyendo:

 

Inconvenientes musculares y esqueléticos incluyendo contracturas, escoliosis y dislocación de cadera

Conmociones

Visión y audición preocupaciones

Un mayor peligro de úlceras por presión

Preocupaciones del cuidado bucal, incluyendo la identificación de un dentista calificado en el cuidado de pequeños con necesidades singulares, un peligro más alto de tener caries si hay retos con proveer cuidado oral regular y inconvenientes de ortodoncia.

Otras observaciones para los cuidadores de dependientes

 

Debido a la lesión cerebral o bien desarrollo anormal del cerebro, muchos pequeños con parálisis cerebral presentan  inconvenientes de aprendizaje, incluyendo discapacidades concretas de aprendizaje o bien discapacidad intelectual (una inteligencia baja a nivel del mundo). Los pequeños con parálisis cerebral asimismo pueden tener un mayor peligro de contrariedades de atención, control de impulsos, o bien la administración de nivel de actividad (TDAH). Ciertos pequeños con parálisis cerebral asimismo pueden tener inconvenientes con el desarrollo de la comunicación en un patrón consistente con un diagnóstico de autismo. Temas a tener en cuenta por los cuidadores de dependientes.

 

Problemas médicos de índole mental, incluyendo inconvenientes de comportamiento, contrariedades con la regulación sensible, la ansiedad y la depresión pueden suceder en personas con parálisis cerebral. Desafortunadamente, los que de forma frecuente pasan inadvertidos, debido a las contrariedades en el reconocimiento y el tratamiento de estas enfermedades en los pequeños con discapacidad.

Es recomendable que los cuidadores de dependientes, lleven un registro diario de los posibles cambios que sucedan en la persona con parálisis cerebral.

Deja una Respuesta