Cuidado de ancianos, implica el problema de las caidas. Los cuidadores de niños y ancianos tienen en común, la vigilancia y prevención de las caídas. Los andadores de ancianos, son una ayuda para evitar este problema de los mayores

En esta ocasión trataremos a fondo la prevención de estos accidentes en el cuidado de ancianos.

Todos estamos expuestos a tener una caída y sufrir un golpe, pero los golpes en los cuerpos de los ancianos, pueden tener consecuencias mucho más graves.

andadores ancianos

boton-amazon

Los tejidos tardan más en recuperarse de una lesión y las recuperaciones suelen ser más difíciles y costosas.

Para poder prevenir estas posibles caídas, deberemos estar alerta de los peligros que puedan existir alrededor del anciano.

Uno de los principales escenarios de estos accidentes, es el hogar y desarrollando actividades cotidianas.

Los cuidadores en el cuidado de ancianos

Dependiendo de la movilidad, se deberán revisar aspectos básicos de prevención de caídas en el hogar:

  • Calzado adecuado para estar en casa, que sujete el pie de forma anatómica. La mayoría de las veces el uso de zapatillas que en apariencia resultan cómodas, provoca que la pisada no sea segura y con ello la consecuente caída.
  • Evitar el uso de alfombras. Las alfombras son las grandes enemigas de los ancianos en este aspecto. Todos hemos tropezado alguna vez con sus bordes y pliegues, la respuesta de reflejo algo más lenta ante el choque con este obstáculo, puede también ocasionar accidentes.

Andadores ancianos más seguros ante las caidas

  • Si vamos dejar al anciano solo en la habitación porque tengamos que realizar otras tareas, deberemos asegurarnos antes de que todo lo que necesita, está al alcance de su mano. Y preguntarle antes de marcharnos de la habitación si le falta algo. Es habitual, que los ancianos quieran mantener su autonomía incluso cuando carecen de ella o está muy limitada. El querer alcanzar por si mismos un libro de una estantería alta o un vaso de agua encima de la mesa, puede llevarles directamente al suelo en pocos minutos.
  • Extremar las precauciones durante el aseo. El agua en el suelo, o no contar con los sistemas de agarre necesarios durante el baño, puede convertirse en un gran riesgo.
  • El dormitorio es otra de las estancias, donde los ancianos tienen más accidentes. Si cuentan aun con movilidad, los paseos nocturnos hacia el baño suelen ser muy frecuentes. Una luz tenue en los pasillos y en el dormitorio es vital para evitar estas caídas nocturnas.

 

Respecto al cuidado al anciano en las vías públicas, centros comerciales y medios de transporte,  deberemos tener en cuenta los accesos y ser precavidos cuando somos cuidadores de ancianos. Los andadores de ancianos, son un recurso importante de seguridad.

cuidado de ancianos

Con el envejecimiento, se da una pérdida progresiva de la masa muscular y se endurecen los tendones. Esto provoca una disminución de la fuerza del tono y la velocidad de contracción, por lo que los movimientos se ralentizan y la capacidad de reacción disminuye. Un peldaño, una cuesta  o una escalera mecánica, son obstáculos importantes que deberemos tener muy en cuenta.

Los cuidadores en la prevención de las caídas en el cuidado de ancianos

Las caídas en los ancianos  pueden tener consecuencias muy graves sobre todo en las mujeres, ya que con la menopausia, se origina una perdida general de masa ósea y los huesos se vuelven más débiles y expuestos a roturas en las caídas. El cuidado al anciano es importante.

Por todo ello la prevención de los cuidadores, es de gran importancia y uno de los puntos a tener muy en cuenta en el día a día del cuidado del anciano.

Deja una Respuesta