Cosas para bebés llenan nuestra casa, con la llegada del recién nacido. De repente te das cuenta de que casi no queda espacio en la casa. La invasión  entre regalos para bebés y otros elementos que consideramos útiles para el día a día. Pero ¿Realmente necesitamos tantas cosas para bebés?. Vamos a hacer un pequeño análisis de los accesorios para bebe más utilizados en el hogar. La evolución definitiva, deben hacerla los padres finalmente, en base a al espacio de la casa, su entorno y sus propios criterios.

 

Andadores para bebe

Si bien el andador se prosigue usando en nuestros días, la conveniencia del mismo lleva bastante tiempo en cuestión. La verdad es que no está probado si el empleo de los andadores influyen en que los pequeños paseen tarde o bien temprano.

 

El lactante para comenzar la marcha ya antes empieza el gateo, aprende a incorporarse con apoyo, se mira sus pies al comenzar sus primeros pasos, alcanza y manipula objetos a su alcance para probar, desarrollar sus cualidades táctiles, olfativas, visuales. Emplea sus brazos para lograr el equilibrio tan preciso para pasear. primero arrastrándose y gateando y después sujetándose de los muebles, para por último lanzarse a pasear. Si se respeta ese proceso, el bebé desarrolla buena musculatura, aprende a compensarse y además de esto se le lúcida la curiosidad por explorar el planeta que le circunda.

 

Un pequeño en un andador no puede hacer nada de esto. Así que no podemos confiar en dejar a nuestro chiquitín, para que se desarrolle en el. Debe ser un  accesorio de juegos para bebés y siempre con vigilancia de padres, canguro en casa y  niñeras.

cosas para bebes

Analizando las cosas para bebés

Algunas academias de pediatría, no recomienda su empleo, plantean aun suprimirlos, puesto que aparentemente, no presentan ventaja alguna en el desarrollo del pequeño.

 

En muchos casos se seguirá comprando los andadores para bebés y sin ser alarmitas, puede ser beneficioso siempre que se use durante un corto espacio de tiempo.

 

La vigilancia del niños mientras usa los andadores para bebe, debe ser constante. En ningún momento podemos pensar que es una de las cosas para bebés, que no dejará exentos de la vigilancia.

 

Aprender a caminar es una etapa fundamental en el desarrollo de los pequeños. Los juguetes correpasillos y los andadores para bebé son realmente útiles desde les diez meses, cuando los pequeños comienzan a erguirse. Tanto si son un coche con ruedas con un asa donde sujetarse y empujar, tal y como si disponen de una superficie para poder sentarse, las motocicletas correpasillos para bebés ofrecen al bebé estabilidad, equilibro y seguridad en sus desplazamientos.

 

Como consejo, en el momento de adquirir un andador, un correpasillos evolutivo o bien un tacatá es esencial tomar en consideración su estabilidad y que no contenga piezas pequeñas.

 

 

 

Gimnasio para bebés otra de las  útiles cosas para bebés

 

Las alfombras educativas y saltadores para bebé son unos de los primeros juguetes para alentar a los pequeños y asistirles a descubrir su ambiente.

 

Por un lado, las mantas de actividades para bebés acostumbran a componerse de una superficie de lona o bien goma, y disponen de elementos que atraen la atención de los bebés, como diferentes texturas, espéculos, juguetes colgantes o bien sonidos. Con los gimnasios para bebés y las mantas de juegos los pequeños van a poder jugar, dar sus primeras vueltas e inclusive aprender a sentarse.

 

Por otro lado, los saltadores para bebés asisten a su desarrollo motriz, dejando a los pequeños ponerse en pie y dar sus primeros saltitos. La hamaquita es otra de las cosas para bebés que no falta en ningún hogar. Sin duda un accesorio para bebe muy útil. No obstante, en ocasiones brotan dudas sobre cuál seleccionar o bien en qué momento se pueden comenzar a utilizar y en qué momento hay que dejar de usarlas.

Accesorios y cosas para bebés, la hamaca

 

Una hamaca para bebé es una silla acolchada que normalmente se inclina y balancea para poner al chiquitín en sus primeros meses de vida, cuando aún no gatea ni anda. Además de esto, dispone de un sistema de unión a través de un arnés o bien cinturón a fin de que el bebé no pueda desplomarse o bien escurrirse de ella.

 

La hamaca de bebé resulta muy práctica por el hecho de que, en contraste a la cuna, el peque puede ver lo que sucede a su alrededor cuando la utiliza y se siente más integrado en la actividad de la familia; al tiempo que mamá y papá están apacibles y relajados al saber que se halla seguro en ella.

 

Esto no es completamente preciso, por el hecho de que la mayor parte de las hamacas se pueden utilizar desde los cero meses.

 

¿En qué momento poner al bebé en la hamaca? Fácil: ponle para probar a ver cómo se siente, y si ves que no está a gusto, entonces va a ser mejor que aguardes más tiempo. Asimismo es buena idea no balancearla al comienzo.

 

Cosas para bebés en nuestro hogar

 

Eso sí, ten presente asimismo que una hamaca limita los movimientos del bebé, con lo que no debe pasar mucho rato en ella (además de esto asimismo podría agudizar los inconvenientes de plagiocefalia). Lo idóneo es utilizar la hamaquita un rato al día, alternándola con la cuna y otros accesorios capaces desde los cero meses como la alfombra de actividades, el parque, el gimnasio para bebés.

 

No obstante, aparte de la edad conveniente para emplear la hamaca para bebés, debes tener en consideración los próximos aspectos para escoger y utilizar adecuadamente la hamaquita. -Fíjate bien en las edades y pesos recomendados en la etiqueta. Utilizar la hamaca con un peso excesivo puede provocar que vuelque. -Intenta que la hamaca sea reclinable en múltiples situaciones y tenga un sistema de bloqueo firme que deje dejarla absolutamente fija.

 

-Presta atención al sistema de sujeción: debe eludir que el bebé se caiga o bien se escurra de la hamaca y ser regulable para un ajuste perfecto. Asimismo es preciso que tenga un cierre de seguridad a fin de que el peque no pueda soltarse por sí mismo.

-Resulta conveniente que el forro de la hamaca sea extraíble para lavarlo o bien de un material plastificado que deje una limpieza simple.

 

-Ciertas hamacas disponen de asa para transportarlas de forma cómoda. Todavía de esta forma, no resulta conveniente desplazar la hamaca con el bebé en ella. Si vas a emplear la hamaca en exteriores (por servirnos de un ejemplo el jardín o bien la terraza), escoge un modelo que tenga toldo o bien capota para resguardar al bebé del sol. Existen hamacas con vibración que pueden ser relajantes para ciertos bebés, mas en cambio a otros no les agrada nada la sensación.

 

-Asimismo hay hamacas con aros de actividades y otros complementos, si es de este modo consulta si se pueden extraer (pueden resultar molestos). -La hamaca siempre y en toda circunstancia ha de estar en el suelo: jamás la pongas sobre una mesa, sofá, encimera ni muchísimo menos en el coche: es peligroso. Por último, cuando tu bebé ya comience a gatear o bien caminar, se muestre muy activo o bien se balancee por su cuenta, es conveniente dejar de emplear la hamaca para eludir peligros.

 

Cambiadores para bebés, cosas para bebés a tener en cuenta

 

El cambiador es otra de las cosas para bebés, que aparece como regalo o por propia voluntad de los padres.

 

Es bueno asimismo saber que no todos son iguales y que, de la misma manera que ocurre con las cunas o bien los carros, hay de diferentes tipos, y cada uno de ellos se amolda mejor a unas necesidades o bien a otras, con lo que es útil que los conozcas ya antes de adquirir. Los cambiadores de bebé, por norma general, acostumbran a estar formados por un pequeño colchoncito (generalmente fabricado en gomaespuma forrada) con una cubierta de materiales lavables, son blandos y, sobre todo, resistentes. Te contamos las clases de cambiadores que existen en el mercado de forma más general.

 

Cambiadores para bebé, qué tipos hay

 

El modelo más básico de cambiador es aquel que es sencillamente un colchoncito, que puedes poner en cualquier superficie. Este modelo es muy cómodo pues es más pequeño, lo que lo hace ideal si tienes poco espacio en casa, y además de esto hace que sea portátil, lo que te deja que te lo puedas llevar donde quieras: tan solo se compone, que vas a deber situar en una superficie plana y estable.

 

Cambiador para bebé hinchable

 

Es el género de cambiador más concebido para viajar con el bebé y hacer desplazamientos. Lo inflas cuando lo precises y lo desinflas después, lo que lo hace realmente útil y práctico, si bien no tanto para su empleo diario y incesante, puesto que el colchoncito no tiene exactamente la misma solidez.

Cambiador para bebé, con patas

 

Este cambiador es como una mesa, solo que la tabla de arriba es el colchoncito para bebé para mudar de pañal y ropita al bebé. Está desarrollado de tal modo que por norma general deja ponerse sobre la bañera, sobre la cuna e inclusive en el vehículo.

 

Esta clase de cambiadores son realmente útiles si son plegables, puesto que mientras que no se utilizan ocupan poquísimo espacio en casa.

Bolsa-cambiador

Asimismo concebida para salir de viaje con el bebé, consiste en una bolsa o bien mochila que hace las veces de neceser para el bebé con diferentes compartimentos para pañales, biberones, etc.. Lleva consigo un jergón cambiador plegable, con lo que forma un 2 en uno.

 

Bañera-cambiador

 

Efectivamente, en la mayor parte de las casas se acostumbra a decantarse por esta alternativa, que semeja la más útil: una bañera que asimismo incluye el cambiador. Uno de los útiles o cosas para bebés que nos encontramos. De esta manera, vas a tener 2 muebles en uno, con lo que va a ser un ahorro de dinero y, sobre todo, de espacio. De este género de cambiador hay múltiples modelos.

Las bañeras-cambiador Los cambiadores de bebé para las bañeras son unos muebles realmente útiles para tener en casa, acá tienes ciertos modelos que hallarás en las tiendas:

Bañera-cambiador plegable

Son aquellos cuyas patas tienen una estructura en forma de X, lo que deja que se pueda doblar con sencillez. Son de los más utilizados.

 

La bañera se puede utilizar y, una vez bañado a nuestro bebé, sobre ella se pone una superficie plana especial: el cambiador para el bebé.

-Bañera-cambiador no plegable: otro modelo muy afín a este es el que no se pliega, que verdaderamente es la única diferencia con el modelo precedente. En cuanto al resto, marchan igual: sobre la bañera se pone el jergón-cambiador singular.

 

-Bañera-cambiador para bañera: si bien su nombre resulte redundante, no lo es. Es un pequeño mueble listo para amoldarse a la bañera de casa. Idóneo para cuando tenernos poco espacio y debemos emplear exactamente el mismo de la bañera del baño de casa. Este artefacto se monta sobre un chasis metálico plegable y amoldado a la bañera grande. Asimismo hay productos afines concebidos para ponerlos sobre el bidé.

 

-Mueble bañera con cambiador: el modelo más completo es el que es un mueble en sí en el que la bañera y el cambiador están integrados, con lo que tras emplearse se transforma en un mueble más del dormitorio. Por norma general, la superficie del cambiador es abatible, con lo que se aconseja que observes bien que tiene un freno para impedir desplazamientos y caídas.

Todas estas cosas para bebés pueden sernos de gran ayuda, aunque siempre tendremos que valorar su utilidad por nosotros mismos, como cuidadores de bebés y padres.

Deja una Respuesta